Noticias del Motor

Descubre quién es quién en la gama “R” más amplia en la historia de Volkswagen

Si bien la trayectoria de Volkswagen en cuanto a modelos deportivos comenzó con la aparición del Golf GTI en 1976, allá por el año 2002 la marca quiso dar respuesta a los conductores que querían más prestaciones con la línea de productos especializados “R”, saga que por supuesto comenzó con el carismático Golf.

Antes de ello había lanzado puntualmente versiones de alto rendimiento como el Golf Rallye de 1989 o el VR6 de principios de los 90 del siglo pasado, por ejemplo, pero con el cambio de milenio la apuesta fue para largo plazo, aplicando los recursos que venían de la propia evolución de la industria combinándolos con la experiencia de la marca en competición, caso del Campeonato del Mundo de Rallyes o del Dakar, donde tuvo grandes resultados.

La historia de los “R” es amplia y los modelos variados e interesantes, por lo que os hemos preparado esta galería para que podáis tener una referencia visual con los detalles principales de cada uno de ellos.

Hoy en día, Volkswagen tiene siete productos “R”, la gama más amplia de toda su historia, y hemos tenido oportunidad de probarlos en el mejor escenario posible, el Circuito del Jarama-RACE, en el marco de los cursos de la escuela Volkswagen Driving Experience, razón por la cual vamos a repasar cuáles son cada uno de ellos y sus características más relevantes.

Es el rey de los productos “R”, primero porque es el modelo más importante del catálogo de la marca alemana, y segundo porque es el que mayor tradición y desarrollo tiene. Actualmente, el Golf R es el más potente jamás construido como modelo de serie, no en vano incorpora un motor 2.0 TSI que desarrolla 320 caballos y tiene un fulgurante par de 420 Nm. Por supuesto, dispone de tracción total 4Motion y un cambio DSG de 7 velocidades, elementos característicos de todos los “R” del mercado, como veremos después.

Entre los avances que integra este compacto destaca el sistema R-Performance Torque Vectoring, que reparte la fuerza del motor no solo entre los ejes delantero y trasero, sino que lo hace también entre las ruedas de atrás. Este recurso, junto al bloqueo electrónico de diferencial (XDS) y el control de chasis adaptativo, además del peso ligero del conjunto y el perfecto tarado de la suspensión, hace que la dinámica del coche sea extraordinaria y fácilmente controlable en conducción extrema, como hemos podido comprobar sobre la pista del Jarama.

Otra de las opciones del Golf R es la posibilidad de elegir modos de conducción específicos, como el “Drift” para que deslice el eje trasero –solo basta girar el volante y acelerar, parece casi mágico–, o el “Special”, ideado para ofrecer el máximo desempeño en circuito.

En la nueva generación del Golf R sigue siendo posible equipar un escape de la firma especialista Akrapovic, que además estar realizado en titanio y ser 7 kg más ligero, mejora las prestaciones y ofrece un bonito y deportivo sonido.

Según los datos homologados por la marca, el Golf R es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en solo 4,7 segundos, con una velocidad punta limitada a 250 km/h, cifras que ya lo dicen todo en cuanto a su talante.

Puesto a la venta en España hace pocas semanas, este compacto deportivo se puede adquirir a un precio de partida que es tan alto como su rendimiento: 51.110 euros (con los descuentos de la marca). Más adelante este año, la carrocería Variant completará la oferta “R” del Golf.

Como los SUV son los coches de referencia en la actualidad, no es de extrañar que Volkswagen haya querido dar el paso de adjudicarles una versión “R”. El más pequeño y ágil es el T-Roc, que con la misma base del Golf se diferencia por esa carrocería elevada propia de los «todocaminos», pero también muestra un altísimo nivel dinámico sobre pista y en zonas reviradas. En este caso equipa un motor 2.0 TSI de 300 caballos que proporciona 400 Nm de par, tiene tracción total 4Motion, cambio automático DSG de 7 marchas y es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en solo 4,8 segundos. El precio de salida, incluido descuentos, es de 49.505 euros.

Por su parte, el Tiguan R es ya un SUV de tamaño medio (4,5 metros de largo) que equipa el mismo motor, tracción y cambio que el Golf R: 2.0 TSI de 320 CV, sistema 4Motion y DSG de 7 velocidades. Llama la atención su equilibrio general a pesar de su mayor tamaño y peso, y de hecho la diferencia en cuanto a aceleración es mínima respecto al Golf, ya que solo tarda 0,2 segundos más en pasar de 0 a 100 km/h (4,9” en total). Por este modelo hay que desembolsar 62.415 euros.

Es también un SUV, pero lo hemos separado del resto porque tiene características propias más allá de su enorme carrocería de casi 4,9 metros de longitud. Así, la primera “sorpresa” de este modelo la da su mecánica híbrida enchufable, que para empezar lo dota de la etiqueta “Cero” de la DGT. Por supuesto, esto no le exime de deportividad, ya que está dinamizado por un sistema híbrido que integra un motor gasolina 3.0 TSI de seis cilindros en V y 340 caballos en combinación con otro eléctrico de 100 kW. En conjunto, la potencia total de este Touareg es de ¡462 caballos!, está asociado a un cambio Tiptronic de 8 velocidades y por supuesto cuenta con tracción total 4 Motion.

En prestaciones, esta sensacional “mole” de dos toneladas y media es absolutamente sorprendente, ya que acelera de 0 a 100 km/h en 4,9 segundos, si bien su comportamiento dinámico, a pesar de ser sensacional, está condicionado por la altura y peso del conjunto, sobre todo llevado al extremo. Por este modelo hay que desembolsar 94.145 euros, incluidos los descuentos de la marca.

Otro modelo “de los grandes” que cuenta con versión “R” es la berlina tipo coupé de Volkswagen, aunque igualmente se desdobla en la variante familiar Shooting Brake. Los dos equipan el “surtido” dinamizador del Golf R, que puede sin problemas con las generosas proporciones de los Arteon. Así, con el motor 2.0 TSI de 320 caballos, la tracción total y el cambio DSG de 7 marchas estos modelos son capaces de bajar de los 5 segundos en la aceleración de 0 a 100 km/h, y en pista muestran una respuesta muy poco habitual en el segmento, tanto que no parecen tan grandes, todo ello con la comodidad y el espacio propios de este tipo de coches. La factura a pagar por este Arteon R tan prestacional es de 57.570 euros, mientras que aún no se ha definido el precio de la variante familiar, que estará muy pronto a la venta.


Source: Coches

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *