Noticias del Motor

El nuevo Hyundai Santa Fe ya ha pasado por nuestras manos. ¿Quieres saber cómo va?

La gama de todocaminos de Hyundai está en plena efervescencia y no deja de alumbrar nuevos productos. Después de presentar hace pocos meses el nuevo Tucson, un SUV compacto que está teniendo una gran aceptación, el renovado Kona o el pequeño Bayon, este último a punto de iniciar a su comercialización en España, en estos días la firma coreana hace lo propio con el Santa Fe, su buque insignia, que llega a su quinta generación desde que viera la luz en el año 2000.

Estamos ante un coche con unas dimensiones que no pasan desapercibidas gracias al empleo de una nueva plataforma que, además de un mayor espacio interior, ofrece otras ventajas para albergar motores electrificados que es otra de las novedades del nuevo modelo.

Sus 4,78 metros de longitud o la distancia entre ejes de 2,78 metros ya nos ponen en la pista de lo que tenemos entre manos. De ahí que no haya problema para ofrecer un habitáculo con tres filas de asientos y hasta siete pasajeros más un maletero con una capacidad de 634 litros si abatimos la última.

Como no podía ser de otra forma, los cambios estéticos se multiplican tanto por dentro como por fuera. En esta generación se percibe un coche con mucha más imagen que antes gracias, entre otros detalles, a la nueva y poderosa parrilla que va prácticamente de óptica a óptica (con tecnología full led estas últimas) en línea con lo que ya hemos visto por ejemplo en el Tucson.

Los paragolpes y los faldones son también nuevos, algo que se repite en la zona trasera que visualmente es más conservadora estrenando, eso sí, una firma lumínica en forma de tira que une los dos grupos ópticos. La gama de llantas, por su parte, renueva los diseños con medidas entre las 17 y las 20 pulgadas.

Por dentro, el gusto por lo bien hecho salta enseguida a la vista sobre todo en las versiones más equipadas que recurren a generosas superficies de piel. Se percibe un toque bastante Premium en todos los detalles que ayudará mucho a este modelo en cuanto a la calidad percibida por el cliente.

Se montan ahora nuevas pantallas digitales, tanto para el tablero de instrumentos como para la zona central (con un tamaño de 10,25 y de hasta 12,3 pulgadas respectivamente) y desaparece la palanca de cambios al uso para hacer la selección mediante botones, muy práctica la verdad esta solución.

En el apartado mecánico, el Santa Fe aterriza en esta generación con tres posibilidades. De inicio encontramos un Diésel de 200 CV (2.2 CRDI) asociado a un nuevo cambio automático de doble embrague y ocho relaciones para continuar con un híbrido HEV de 230 CV y, como gran novedad, un híbrido enchufable de 265 CV con tracción total, etiqueta Cero de la DGT y 60 kilómetros de autonomía en modo eléctrico. En estos dos últimos casos el cambio es automático con seis marchas.

Una vez hecha la correspondiente presentación de todas las novedades llega el momento de pasar a la acción. Utilizamos la versión Hybrid de 230 CV (con etiqueta ECO de la DGT) que es el resultado de combinar un motor turbo de 180 CV con otro eléctrico que proporciona 60.

Desde el primer momento, el modelo coreano transmite unas fantásticas sensaciones en todo tipo de circunstancias. Hay un buen nivel de potencia y una respuesta muy equilibrada para disfrutar con su conducción sin menospreciar unos aquilatados consumos en el entorno de los 7,5 litros a los 100 kilómetros.

Para su tamaño y peso, este último por encima de las dos toneladas, el Santa Fe aporta un comportamiento bastante refinado. Incluso en carreteras de montaña hay que resaltar sus buenas maneras para sentirnos muy cómodos con su conducción y el añadido de poder seleccionar cuatro modos como son Eco, Sport, Confort y Smart.

Disponible en otros tantos niveles de acabado (Klass, Maxx, Tecno y Style) desde el arranque de la gama las ópticas de LED, los sensores de aparcamiento, las llantas de aleación de 17 pulgadas o la pantalla central de 8 pulgadas (compatible con Android Auto y Apple Car Play) son accesorios de serie.

En cuanto a sus precios, el Santa Fe parte de los 44.500 euros, cifra idéntica para la versión Diésel y el HEV 4×2 (el cliente es el que decide) mientras que la versión PHEV con el acabado Maxx comienza en los 53.200 euros. Eso sí, y coincidiendo con su lanzamiento, este modelo se puede beneficiar de hasta 3.900 euros de descuento, aportados por la marca, y también de las ayudas del Plan Moves III que podrían suponer otros 7.000 euros menos.


Source: Coches

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *