Mié. Abr 24th, 2024

Ahora que los combustibles fósiles tienen unos precios altísimos, son muchas las miradas que se fijan en los modelos híbridos o eléctricos como firme alternativa. Como ya hemos dicho en muchas ocasiones, afortunadamente la industria ha ido muy por delante, y la oferta actual es amplia y variada en prácticamente todas las marcas.

Una de ellas es Opel, para la que la electrificación no es en absoluto nueva, ya que en 2012 lanzó un modelo, el Ampera, que fue la antesala de la tecnología que finalmente se ha instaurado en los coches de hoy. Además, la marca ya tiene en el horizonte la electrificación de toda su gama en 2024 y en Europa su oferta será cien por cien eléctrica para 2028.

Con ese camino por recorrer, y volviendo al día de hoy, nos centramos aquí en los turismos que marcan la pauta tecnológica de Opel, que van de los modelos más populares e históricos a los más nuevos y vanguardistas, todos con etiqueta Cero de la DGT y nulas o mínimas emisiones, dependiendo del grado de electrificación.

Opel Corsa-e

El utilitario alemán es un referente no solo para la marca, sino para el mercado automovilístico europeo en sí, y es que este mismo año cumple 40 años, con más de 14 millones de unidades vendidas a sus espaldas. Además, es un producto con sello español, ya que se fabrica en la planta de Stellantis en Figueruelas (Zaragoza) en exclusiva para todo el mundo.

El pequeño Corsa es el primer modelo de volumen de Opel que abrió la puerta a la tecnología cien por cien eléctrica, y desde luego le va como anillo al dedo al ser un coche de perfil urbano, aunque da para mucho más gracias a su motor de 100 kW (136 CV) de potencia y su batería de 50 kWh, que lo dota de una autonomía media en ciclo WLTP de 359 kilómetros. Además de un silencioso y exquisito rodar, las prestaciones son interesantes, pues es capaz de pasar de 0 a 100 km/h en solo 8,1 segundos, cuenta con distintos modos de conducción –algo común a todos los eléctricos de Opel– y la recuperación de energía al 80% puede reducirse a solo 30 minutos en un punto de recarga de 100 kW.

Con un nivel de equipamiento digno de segmentos superiores, con las luces adaptativas Intellilux a la cabeza, la estructura de gama contempla los acabados Edition, Elegance, GS Line y Ultimate. El precio de partida del Corsa-e está en 31.200 euros sin descuentos ni ayudas y actualmente se ofrece también financiado por 150 euros al mes, con una entrada de 2.395 euros.

Opel Mokka-e

Este SUV de pequeño tamaño es un modelo con menos historia que el Corsa, pero con un alto valor simbólico, ya que es el representante del nuevo lenguaje de diseño de Opel, y además se ha convertido en uno de los modelos más distintivos del mercado.

Es un coche atrevido, lleno de color y desenfado, con recursos de estilo originales como el Opel Vizor de la parrilla frontal. El interior con la doble pantalla Pure Panel introduce al conductor en la era digital y conectada de una manera natural, pero este modelo además aporta grandes sensaciones al volante gracias al potencial del motor eléctrico de 100 kW, los perfiles de conducción y su equilibrado reparto de pesos, fundamentalmente por la plataforma CMP –la misma del Corsa– y la presencia de la baterías bajo el piso.

La autonomía de este modelo es de 330 km en ciclo WLTP, la gama cuenta con los acabados Edition, GS Line, Business Elegance y Ultimate, y se vende a partir de 36.717 euros sin contar campañas ni ayudas. En este caso el plan de financiación es de 200 euros al mes, igual que las variantes térmicas, con una entrada de 4.880 euros.

Opel Astra PHEV

La tradición de Opel en lo que a modelos compactos se refiere supera ya los 86 años sumando la trayectoria del Kadett y de su sucesor, el Astra, que acaba de llegar a su sexta generación con toda la pompa del nuevo diseño de la marca.

Este modelo, que ha crecido en todos los apartados física y tecnológicamente, ha sido y se espera siga siendo uno de los superventas de Opel. Argumentos los tiene todos: iluminación por Intellilux con 84 Led por faro, doble interfaz Pure Panel digital, sistema multimedia de última generación, asistente por voz, asientos ergonómicos AGR y un amplio abanico de ayudas a la conducción.

Pero en esta generación, gracias a la plataforma multitecnológica EMP2 de Stellantis, el Astra ofrece una versión híbrida enchufable y, el próximo año, contará con una cien por cien eléctrica.

El Astra PHEV cuenta inicialmente con un sistema híbrido de 180 caballos compuesto por un motor gasolina turboalimentado de 1,6 litros y 150 caballos y otro eléctrico de 80 kW, los cuales se asocian a una batería de 12,4 kWh para alcanzar una autonomía media eléctrica de 60 kilómetros. Más adelante se añadirá una versión más potente de 225 CV.

La oferta del Astra 1.6T Hybrid o PHEV permite elegir entre los acabados Edition, Elegance, GS Line y Ultimate. Se puede acceder a este modelo desde los 33.666 euros sin aplicar descuentos ni ayudas y con financiación por 230 euros mensuales y una entrada de 6.442 euros.

Opel Grandland PHEV

Este modelo de 4,4 metros de longitud se posiciona en el segmento más competido de los SUV, el de los compactos, y por eso en la actualización acometida a finales del año pasado se puso al día con lo mejor que tiene la marca en cuanto a diseño y tecnología, integrando soluciones como el Opel Vizor en la parrilla frontal, los faros Intellilux, las pantallas del Pure Panel, los asientos ergonómicos AGR y ayudas a la conducción de última hornada como el sistema Night Vision, que permite detectar y avisar de la presencia de personas o animales de noche en un rango de 100 metros.

Pero además este coche es práctico y polivalente, con un tamaño en el que cinco personas viajan con comodidad y un maletero que, en sus versiones híbridas, llega hasta casi los 400 litros de capacidad.

Para cubrir más necesidades, incluso la utilización fuera del asfalto, el Grandland se desdobla en dos opciones mecánicas híbridas: una de tracción delantera con 225 caballos de potencia final y una Hybrid4 de 300 caballos con doble motor y tracción integral, esta con unas sensacionales prestaciones, ya que acelera de 0 a 100 km/h en solo 6,1 segundos y puede alcanzar hasta 235 km/h de velocidad máxima.

El Crossland PHEV cuenta con una autonomía eléctrica superior a los 55 km y las emisiones de CO2 no pasan de los 30 gr/km (con la batería cargada).

La estructura de la gama contempla las versiones Business Edition, GS Line y Ultimate para la versión de 225 CV, que arranca en los 44.517 euros, y las dos más altas para la de 300 caballos, cuyo precio de partida asciende a los 51.017 euros, siempre sin ayudas ni descuentos. En cuanto a la financiación, Opel ofrece para este modelo una cuota de 250 euros al mes con una entrada de 5.537 euros.

Una extensa gama comercial… y una sorpresa

La electrificación de Opel no se ciñe solo a los turismos, porque dispone de una amplia gama comercial con esta tecnología que analizamos aquí. Son modelos que cubren todas las necesidades, y gracias a su etiqueta Cero no tienen limitaciones de acceso a las grandes ciudades: Combo-e, Vivaro-e y Movano-e para el transporte de mercancías y Combo-e Life y Zafira-e Life para familias o empresas que necesiten vehículos versátiles para transportar personas.

Por último, Opel tiene reservada una sorpresa muy especial que llegará a mitad de la década, un modelo de serie eléctrico y deportivo realizado sobre la base del prototipo Manta GSe ElektroMOD.


Source: Coches

Share Button

por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *