Mié. Abr 24th, 2024

Por muy diversos motivos, es posible encontrarse de la noche a la mañana con la necesidad de disponer de un vehículo. Un nuevo trabajo o un cambio de domicilio, además de que nuestro vehículo se haya estropeado y sea demasiado caro repararlo, son algunas de las causas que con las que más urgencia hay que ponerse a buscar un coche nuevo.

Si bien adquirir un vehículo de fábrica siempre ha sido un proceso más lento, las diversas crisis a las que se enfrenta la industria del automóvil retrasan aún más los plazos de entrega, llegando en ocasiones a dilatarse hasta los 8 meses de espera.

Disponibilidad en 48 horas

Para aquellos conductores que necesiten de manera un urgente un coche, el mercado de segunda mano es una gran opción. Marco Conde, CEO del marketplace Motoreto, confirma que en cuestión de 48 horas podría disponerse de un coche si se apuesta por este mercado y tenerlo circulando.

Es cierto que en los casos en los que se requiera financiación o solicitud de un préstamo al banco el plazo de tiempo puede dilatarse hasta que el trámite sea aprobado y se aporte toda la documentación, pero los tiempos no llegarán a ser tan largos como en el caso de la compra de un coche totalmente nuevo.

Los consejos que el CEO de Motoreto recomienda seguir en el caso de necesitar un coche de manera urgente empiezan por buscar el vehículo que más nos encaje en un sitio de confianza, ya que así se puede comprar con prisas pero con tranquilidad y todas las garantías necesarias.

Qué hay que hacer antes de comprar un coche usado

Lo mejor es poder ver el coche antes de comprarlo aunque lo necesitemos con urgencia. Habrá que arrancar el motor para comprobar que no hace ningún ruido extraño o que no se enciende ningún piloto en el salpicadero. Dentro del coche, habrá que accionar los pedales para notar que no hay deficiencias.

Hay que revisar la fecha de matriculación y solicitar una ficha o informe del vehículo para rastrear su vida anterior y sus posibles usos, revisiones, averías… Y, por supuesto, abrir el capó para echar un vistazo. Obviamente, habrá que revisar la parte estética (pintura, chapa…) para detectar desperfectos y asegurarse igualmente de que los elementos eléctricos (elevalunas, limpiaparabrisas…) funcionan con normalidad.

Una vez efectuada la revisión más técnica, toca hacer todo el papeleo. No hay que olvidarse del contrato de compraventa firmado debidamente por el vendedor y el comprador (en el caso de realizar la compra a través de un concesionario o un marketplace este trámite no será un problema) y realizar todas las gestiones necesarias ante la DGT. Aquí te explicamos cuáles son todos los trámites que debes realizar cuando compras un coche de segunda mano.


Source: Coches

Share Button

por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *