Mié. Abr 24th, 2024

Motor y Movilidad ha tenido la oportunidad de conocer en Madrid la puesta de largo del X1, un coche muy importante para BMW, pues de cada cinco modelos que venden en nuestro mercado uno corresponde a este SUV.

Estamos ante la tercera generación de un todocaminos que ha sido renovado de los pies a la cabeza con varias novedades, entre las que cabe destacar que todas las versiones contarán con cambio automático (no habrá transmisiones manuales) más una decidida apuesta por la electrificación que, de momento, dejará algunas motorizaciones térmicas convencionales tanto en gasolina como en diésel.

Fabricado en la planta que el grupo tiene en Ratisbona (Alemania), donde por primera vez se fabricarán todas las variantes mecánicas, el protagonismo de la nueva gama tiene que ver con una cien por cien a pilas denominada iX1 xDrive30 y que dispone de tracción total. Incluye dos motores eléctricos, uno en el eje delantero y otro en el trasero, y una autonomía de 430 kilómetros.

Hasta 90 kilómetros de autonomía en los PHEV

En la oferta del SUV alemán, y como no podría ser de otra forma, encontramos híbridos enchufables (con hasta 90 kilómetros de autonomía en modo totalmente eléctrico) y microhíbridos de 48 voltios con los que poder disfrutar de las etiquetas Cero y Eco de la DGT.

Como comentábamos al principio, no van a faltar mecánicas térmicas convencionales como el sDrive18i de gasolina, que equipa el eficaz bloque tricilíndrico de 156 CV de potencia. El sDrive18d, por su parte, alcanzará los 150 CV. Todos ellos dispondrán, en origen, de una caja de cambios automática de siete velocidades con doble embrague y tracción a las ruedas delanteras.

En materia de diseño, el nuevo X1 muestra una imagen más potente. Visto de frente, llama la atención la parrilla, cuyo diseño sigue las pautas de los últimos modelos de la marca, y las estilizadas ópticas de LED. Igualmente los pasos de rueda, bastante cuadrados, mientras que por detrás se percibe una definición de líneas con mucha personalidad. Todas las versiones montan llantas de 17 pulgadas y, por primera vez en la gama, se pueden incluir otras de 20.

Si nos fijamos ahora en el interior, el avance es sorprendente en todos los sentidos. No solo es más amplio, sino que el diseño del salpicadero es muy elegante, con una nueva definición de la consola central, donde la típica palanca de cambios se sustituye por un selector. Del mismo modo se reducen el número de mandos para crear un atractivo ambiente minimalista.

Pantalla multifunción curvada

La pantalla curvada (BMW Curved Display), el reposabrazos «flotante» con el panel de control integrado, la bandeja para teléfonos móviles retroiluminada en la parte delantera, el sistema de navegación BMW Maps o el climatizador automático bizona terminan de definir este atractivo espacio.

Los avances tecnológicos realizados en el nuevo X1 también son evidentes cuando se analiza la mayor cantidad de sistemas de conducción y aparcamiento automatizados que se pueden utilizar. El equipamiento de serie incluye el control de crucero con función de frenado y el sistema de aviso de colisión frontal, que ahora es capaz de detectar el tráfico que se aproxima al girar a la izquierda (en los países donde los vehículos circulan por la derecha) y a los peatones y ciclistas cuando se pretende girar a la derecha. El asistente de aparcamiento y el de marcha atrás igualmente forman parte de la dotación original.

Por último, BMW ha anunciado unos precios que van desde los 41.700 euros del sDrive18i hasta los 54.900 euros del iX1 con tres niveles de acabado: de serie, xLine y M Sport. Destacar que en octubre llegarán las versiones con motores térmicos y un mes más tarde las electrificadas.


Source: Coches

Share Button

por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *