Vie. Abr 12th, 2024

Cada conductor es un mundo y no hay un aspecto relacionado con el coche en el que se noten más las diferencias que en la limpieza. A mano, con manguera a presión, en túnel de lavado y con mil y un trucos caseros y manías para sacarle la suciedad al vehículo y dejarlo reluciente, no hay duda de que cada maestrillo tiene su librillo.

¿Qué ventajas y desventajas tiene cada sistema de lavado y cuál es la diferencia de precio entre uno y otro? Más allá de lavar el coche con una esponja, un cubo de agua y jabón (que puede ser quizás el sistema más barato y sostenible, aunque pueden llegar a multarnos por ello), los dos grandes sistemas para limpiar el coche son los túneles de lavado y las estaciones con pistolas de agua a presión, que ayudan a desincrustar más fácilmente los restos rebeldes en comparación con la técnica manual, por muy buena que sea.

Túnel de lavado o pistola de agua a presión

La opción más cara son sin duda los túneles de lavado, la mejor alternativa si se va con prisa a la hora de lavar el coche. De media, según los datos del Grupo Moure y las instalaciones de lavado de Elefante Azul, este servicio cuesta unos seis euros. La principal desventaja es que los rodillos pueden rayar o dañar la pintura si están deteriorados, aunque esto no tiene por qué pasar en todos los túneles. Aquí tienes instrucciones para lavar el coche en el túnel de lavado sin peligros.

El uso de mangueras a presión es más barato, alrededor de dos y tres euros, y permite un acabado más minucioso. Sin embargo, conlleva más trabajo por parte del conductor y exige tiempo para obtener un resultado impecable. Utilizar la pistola demasiado cerca de la pintura puede levantarla, aunque es cierto que acaba hasta con la suciedad más incrustada. De apostar por este sistema, no hay que olvidarse de levantar las escobillas y de lavar los bajos del coche.

Otros tipo de limpieza para el coche

Si exigimos una limpieza en profundidad y la dejamos en manos de la gente que trabaje en las instalaciones, los precios cambian. Los datos recopilados por Cronoshare muestran que la limpieza integral de un coche puede costar desde 85 euros hasta más de 500 euros, aunque es habitual encontrar cifras entre 150 y 200 euros, mientras que una limpieza básica se quedaría entre los 15 y los 60 euros. Todo depende del tamaño del coche y los servicios incluidos.

Por ejemplo, limpiar la tapicería del coche puede costar entre 70 y 150 euros, lavar el motor del coche se quedaría en unos 35 euros, solo el pulido de la carrocería estaría entre los 40 y los 180 euros y el pulido de faros se quedaría entre los 15 y los 35 euros.


Source: Coches

Share Button

por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *