Mié. Abr 24th, 2024

Prácticamente todos los lanzamientos de Dacia se cuentan por éxitos. Y es que la marca rumana del Grupo Renault se ha caracterizado por dar siempre lo máximo al mínimo precio posible. El Dacia Spring no es una excepción en este sentido, pero con el valor añadido de ser un coche eléctrico de etiqueta cero que se puede adquirir, con descuentos y la ayuda máxima de 7.000 euros promovida por el plan Moves III (entregando un coche a cambio para achatarrar), por 11.105 euros. Es, en síntesis, el turismo eléctrico más asequible del mercado.

¿Y qué ofrece el Spring? ¿Merece la pena? Después de conducirlo varios días, tenemos claro que sí, pero hay que plantearse el uso que se va a hacer de él. Partimos de la base de que es un coche eminentemente urbano, aunque la imagen tipo SUV pueda despistar. Eso no quiere decir que no se pueda usar fuera de ella, en absoluto, pero está tan pensado para la urbe que hasta empresas de carsharing, como Zity en Madrid, recurren a él.

También lo es por tamaño, porque en las fotos puede parecer más grande, pero mide solo 3,73 metros de largo y apenas supera el metro y medio de alto. Lo bueno es que con estas cotas se puede aparcar con mucha facilidad.

El tan de moda mundo de los SUV ha inspirado claramente su diseño, pero no lo es aunque tenga los paragolpes, protecciones y una distancia al suelo de 15,1 cm. Los toques de color en naranja forman parte de la línea de equipamiento más alta, Comfort Plus, que está más equipada que la original (y es algo más cara, como luego veremos).

El interior está diseñado para cuatro personas, y dentro de lo que son las cotas del coche pueden viajar con cierta soltura. Además, hay un maletero de 270 litros que resuelve perfectamente la papeleta a la hora de ir a la compra, y si no llevamos a nadie y plegamos los asientos, podemos hasta traer algún mueble de Ikea.

El motor que lleva este pequeño Dacia ofrece una potencia de 33 kW (44 CV) y le acompaña una batería de 27,4 kWh que tiene incluso más capacidad que la del Renault Twingo Electric, gracias a la cual ofrece una autonomía media de 270 km, pero en ciudad puede superar claramente los 300. Otro factor a favor de su uso urbano.

A la hora de recargar en red, en un enchufe doméstico el proceso dura más de 13 horas, pero en un poste estándar de 7,4 kW estaría por debajo de 5. Con el límite de capacidad de carga de 30 kW del Spring, en un punto de tal potencia podría pasar del 10 al 80% de energía en 56 minutos.

Al volante

Nada más entrar y meter la llave en el contacto se ilumina el cuadro de instrumentos y se activa la pantalla central de 7 pulgadas que incorpora la variante Comfort Plus. Los asientos son cómodos y cuentan con una tapicería que imita a piel con pespuntes en naranja que hacen muy buen efecto.

Para mover el coche hay una rueda en la consola central con las funciones habituales en los vehículos automáticos: “D” para avanzar, “N” para el punto muerto y “R” para la marcha atrás.

El movimiento se realiza en riguroso silencio, pero el sonido obligatorio para alertar a los peatones de que un coche eléctrico está cerca toma protagonismo y resulta incluso elevado, por lo menos así se percibe en el interior. La dirección asistida es sumamente suave, y el coche gira bastante, dos aspectos que se agradecen a la hora de circular por ciudad y aparcar.

A pesar de que el motor solo rinde 44 CV, al ofrecer la potencia de golpe, la aceleración del Dacia Spring es inmediata y mantenida. Nos sorprendió en este sentido cuando tomamos contacto con él en la presentación, y ahora, conduciendo más tiempo y en diferentes situaciones, mantenemos la buena impresión, siempre teniendo en cuenta el coche que es.

También se nota su ligereza y agilidad, y dispone de una suspensión blanda para ir confortablemente a bordo. No es un coche prestacional, insistimos, pero para recorridos cercanos y alguna excursión no plantea problema alguno. La velocidad máxima está limitada a 125 km/h, y con solo pulsar un botón en la consola central se pone en funcionamiento el modo Eco para gastar menos energía, en este caso dejando el máximo de potencia en 23 kW (30 CV) y un tope de 100 km/h. Con este recurso, más la energía que recupera mediante las desaceleraciones y frenadas, se preserva y extiende la autonomía.

Relación calidad-precio

Estamos ante un coche eminentemente urbano, práctico y eléctrico, lo que además le otorga la etiqueta Cero de la DGT con las ventajas fiscales y de movilidad subyacentes. Esto ya es de por sí un gran valor, y si bien los acabados son mejorables, se aprecia el esfuerzo por dar lo máximo posible manteniendo el reducido nivel de precio del Dacia Spring. Como hemos apuntado, la versión de acceso Comfort cuesta 11.105 euros con ayudas (18.105 sin ellas), pero la más completa Comfort Plus, que es la probada, no se aleja demasiado: 12.605 euros con ayudas y 19.605 sin ellas.

En común tienen elementos interesantes de serie como los faros LED de luz diurna, las llantas de 14 pulgadas con embellecedores, el climatizador manual, los airbags frontales y laterales, la frenada de emergencia asistida, el limitador de velocidad y el E-Call para conectar con el servicio de asistencia en caso de necesidad.

El acabado Comfort Plus añade la decoración específica en naranja del exterior e interior, el sistema multimedia con pantalla de 7 pulgadas y navegador (compatible con Android Auto y Apple CarPlay), la cámara trasera para el aparcamiento y la rueda de repuesto bajo el piso del maletero.

También cabe destacar que con la aplicación My Dacia para dispositivos móviles se puede controlar en el Spring la localización, el estado de la carga y autonomía del coche, así como el historial de mantenimiento y servicio.

FICHA TÉCNICA

Motor: eléctrico.

Potencia (kW/CV): 33/44.

Cambio: automático.

Largo (mm): 3.734.

Ancho (mm): 1.579.

Alto (mm): 1.516.

Maletero (litros): 270.

Velocidad máxima (km/h): 125.

De 0 a 100 km/h (seg.): 19,1.

Autonomía media (km): 230.

Emisiones CO2 (gr/km): 0.

Precio (euros): desde 18.105 (sin ayudas).


Source: Coches

Share Button

por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *