Mié. Abr 24th, 2024

Tras la publicación de las primeras imágenes del nuevo Civic, teníamos ganas de verlo al natural, y Honda ha brindado a 20Minutos y a la prensa especializada la oportunidad de analizar en vivo una unidad preserie (no definitiva). Tampoco conocemos los datos oficiales al completo, pero sí los suficientes para hacernos una idea de lo que el público podrá encontrar cuando se ponga a la venta en octubre.

El Civic es un modelo muy importante, entre otras cosas porque fue con el que Honda se dio a conocer como fabricante de automóviles hace cinco décadas. Hoy poco queda de ese pequeño y urbano coupé de dos puertas tanto en la forma como en el fondo, pues con el tiempo ha ido creciendo y se ha convertido en un estilizado compacto. Sea como fuere, su éxito es innegable, porque se han vendido de él nada menos que 27,5 millones de unidades en más de 170 países del mundo.

Además, el proceso de electrificación en el que está inmerso Honda lo ha llevado al mundo híbrido como única opción, con lo que toda la gama europea de la marca cuenta ya con esta tecnología más limpia y eficiente.

La primera impresión que da el nuevo Honda Civic al contemplarlo en persona es que las fotos no hacen del todo justicia. Es un coche de cinco puertas grande –aunque no hay dato oficial está en torno a los 4,5 metros–, pero ha suavizado mucho sus formas respecto a su predecesor, lo que estamos seguros le hará llegar a un público más amplio.

Del exterior destaca el morro avanzado sobre una parrilla tipo “panal de abeja”, los nuevos faros Full LED delanteros, las grandes llantas, la curvatura trasera del techo –que baja 50 mm–, y las ópticas con forma de “C” de la zaga. No es tan agresivo como antes, para eso estará la versión de altas prestaciones Type R que llegará en 2023, pero mantiene una imagen deportiva.

Revolución interior

Por dentro nada tiene que ver con el modelo anterior. Es más limpio y está menos “recargado”. El salpicadero juega mucho con líneas horizontales, lo que da una mayor sensación de anchura, y la pantalla central del sistema multimedia (de 9 pulgadas) sobresale en el centro, más en la línea de los ojos del conductor.

Los aireadores están “camuflados” tras una original rejilla horizontal que va de lado a lado, y delante de una ancha consola central, donde se integran los posavasos y los mandos del cambio automático, hay una bandeja para dejar objetos o cargar el móvil de manera inalámbrica.

Por lo demás, el cuadro de mandos es digital, de 10,2 pulgadas, y bajo la pantalla central hay lugar para los mandos “fisicos” del sistema de climatización, lo cual es un acierto.

También nos han sorprendido unos asientos suaves y muy confortables, y la gran amplitud que se siente en el habitáculo, donde a pesar del diseño en caída del techo, personas de hasta 1,90 metros pueden viajar sin limitaciones a la altura de la cabeza y con espacio suficiente para las piernas.

Del maletero no tenemos la cifra de volumen máximo, pero es grande y dispone de un boca muy ancha de carga que permite introducir cómodamente objetos y equipaje en su interior. También hay una bandeja blanda que se despliega junto al ligero portón de resina al abrirlo, y un cobertor extraíble que se despliega de izquierda a derecha para tapar el equipaje.

Solo en versión híbrida

Como hemos apuntado anteriormente, de este nuevo Civic solo habrá una versión híbrida que utilizará la tecnología e:HEV autorrecargable. El propulsor principal es de gasolina, un mejorado i-VTEC de inyección directa con 2 litros de cubicaje que se combina con dos motores eléctricos, uno generador y otro impulsor, para ofrecer una potencia total de 184 caballos. Junto a ello, el sistema integra unas baterías alojadas bajo los asientos traseros.

El sistema actúa de manera automática, buscando siempre la máxima eficiencia y respuesta, pudiendo mover el Civic exclusivamente con el motor eléctrico, con el eléctrico y el térmico, o solo con este último. Desde luego, según los datos homologados en ciclo WLTP, consigue su objetivo, ya que la media de consumo es de solo 4,7 litros a los 100 km y las emisiones de 108 gramos por kilómetro.

Lo que sí se podrá elegir es la respuesta del coche en función de unos perfiles de conducción prefijados, Eco, Normal, Sport, y el nuevo y configurable Individual. Tenemos que probarlo, pero desde Honda aseguran una gran respuesta gracias a los 315 Nm de par y a la habitual puesta a punto deportiva con el que la marca dota a sus modelos.

Por último, en relación al equipamiento, cabe destacar la amplia dotación en materia de seguridad de Honda, que recordemos se ha planteado un ambicioso objetivo de aquí a 2050: cero muertes por accidente a bordo de un modelo de la marca.

Además de contar con once airbags, el paquete Honda Sensing mejora gracias a la nueva cámara integrada y a cuatro sensores sónar ubicados delante y detrás. De esta manera, el control de velocidad de crucero adaptativo, el sistema de guiado de carril o el detector de vehículos en el ángulo muerto tienen más alcance y son más precisos, sin olvidar otros recursos interesantes como el monitor de tráfico trasero para las maniobras de aparcamiento o las luces adaptativas.


Source: Coches

Share Button

por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *