Mié. Abr 24th, 2024

Hay muchas formas de progresar, pero hay una que no suele fallar, que es puliendo aún más aquellos aspectos en los que se destaca. En el caso del C5 Aircross, los dos son muy claros: la estética y el confort. Y ahí ha incidido Citroën en la reciente puesta al día de un SUV importante para su oferta, ya que se han vendido hasta ahora más de 27.000 unidades en España y 245.000 en Europa.

De esta renovación de mitad de ciclo destaca sobre todo lo demás el nuevo frontal, en el que los dos chevrones que representan a la marca pasan a adquirir mayor protagonismo, ahora de forma independiente al resto de la parrilla, lacados en negro y con bordes cromados, y los acompañan unas finas líneas horizontales, también con cromados, que hacen de “puente” entre las nuevas ópticas LED. Adicionalmente, se han modificado los paragolpes y ahora hay unas nuevas tomas de aire verticales cuyos marcos pueden presentar una decoración en distintos colores.

Con la misma y generosa altura al suelo que tenía hasta ahora, 230 mm, todo el perímetro inferior está sobreprotegido, con los ya clásicos Airbump en los laterales y un nuevo y vistoso cobertor en el frontal, que puede ser de color aluminio o negro brillante. Además, se han elegido unas nuevas llantas bitono de 18 pulgadas y la zaga presenta unos nuevos faros divididos en tres modulos con cristal oscurecido y efecto 3D.

Por dentro, el cambio más relevante está en la consola central de las versiones con cambio automático, ya que la pequeña palanca de la versión anterior da paso al selector que ya se ha introducido en otros modelos de Stellantis como el Opel Astra o Peugeot 308, como también el pulsador que activa los diferentes perfiles de conducción, que son Electric, Hybrid y Sport.

Asimismo, la pantalla central del sistema multimedia se sustituye por una nueva y táctil, de 10 pulgadas, que se sitúa en lo alto del salpicadero, más a la altura de los ojos de quien conduce. Lo cierto es que todo se ve bien y se ejecuta rápido, y Citroën no olvida apoyarse en unas teclas de acceso directo para las funciones más habituales.

Y si de información hablamos, el cuadro digital de 12,3 pulgadas, totalmente personalizable, se pone al servicio del conductor.

Por otro lado, y para potenciar el ya de por sí alto confort de los asientos, se ha mejorado su mullido, como los de la última generación del C4 y del nuevo C5 X, y hay más y mejores materiales de la tapicería para elegir. El resultado, desde luego, sigue siendo fantástico.

En cuanto a la modularidad, otra característica inherente a este modelo, se mantiene invariable gracias a los asientos traseros independientes, desplazables longitudinalmente, reclinables y plegables. Justo detrás, el C5 mantiene un gran maletero de 580 a 720 litros en el caso de las versiones térmicas y de 460 a 600 en el de las híbridas.

Motores diésel, gasolina e híbridos

En efecto, la gama mecánica sigue teniendo como estrella en cuanto a potencia y tecnología a la variante híbrida enchufable de 225 caballos, la cual equipa un motor de gasolina de 180 caballos en combinación con otro eléctrico de 80 kW, los cuales se asocian a una batería de 13,2 kWh con la que este C5 Aircross alcanza los 55 kilómetros de autonomía eléctrica, suficiente para la mayor parte de los recorridos que se realizan a diario, y la recuperación de energía mediante red se puede completar en menos de dos horas.

Junto a la versión híbrida, Citroën ofrece también dos motores térmicos, un gasolina PureTech y otro BlueHDi, ambos con 130 caballos de potencia.

Nosotros hemos tenido ocasión de conducir el nuevo C5 Aircross Plug-in Hybrid y podemos constatar que sigue siendo un coche extremadamente confortable, entre otras cosas gracias a la suavidad que provee la suspensión de muelles progresivos hidráulicos –que tiene un ajuste específico para este más pesado modelo híbrido–, con un motor que empuja con rotundidad en todo tipo de situaciones.

En el modo eléctrico, la conducción es silenciosa, puede alcanzar hasta 135 km/h y se puede regenerar energía, o al menos preservarla un poco, con el cambio automático en posición “B”. Con el motor térmico funcionando se sigue percibiendo poco ruido dentro, entre otras cosas porque se ha trabajado también en un mayor aislamiento acústico.

En cuanto a equipamiento, la estructura de la gama está formada por los acabados Feel, Feel Pack, C Series y Shine Pack, unos niveles que ofrecen variadas soluciones para cualquier presupuesto y necesidad. En ayudas a la conducción hay hasta una veintena de soluciones disponibles, entre ellas el Highway Driver Assist, que combina el control de velocidad adaptativo y la alerta activa de cambio de carril para lograr una conducción autónoma de nivel 2.

Precios con promoción

PureTech 130 Man. 6 vel. Feel 29.675 euros

Blue HDI 130 Man. 6 vel. Feel 29.470 euros

PureTech 130 Man. 6 vel. Feel Pack 29.290 euros

PureTech 130 Aut. 8 vel. Feel Pack 33.980 euros

Blue HDI 130 Man. 6 vel. Feel Pack 31.485 euros

Blue HDI 130 Aut. 8 vel. Feel Pack 33.860 euros

PureTech 130 Man. 6 vel. C Series 30.375 euros

PureTech 130 Aut. 8 vel. C Series 35.065 euros

Blue HDI 130 Man. 6 vel. C Series 32.570 euros

Blue HDI 130 Aut. 8 vel. C Series 34.945 euros

PureTech 130 Man. 6 vel. Shine Pack 32.540 euros

PureTech 130 Aut. 8 vel. Shine Pack 37.430 euros

Blue HDI 130 Man. 6 vel. Shine Pack 34.735 euros

Blue HDI 130 Aut. 8 vel. Shine Pack 37.310 euros

Plug-in Hybrid Feel Pack 40.050 euros

Plug-in Hybrid Shine Pack 43.000 euros


Source: Coches

Share Button

por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *