Noticias del Motor

Sym Symphony ST 125 cc: buen motor, fácil de conducir

JAVIER MOLTÓ KM77.COM

  • El motor acelera muy bien al salir de los semáforos y se queda corto en autovías con límite de velocidad por encima de 100 km/h.
  • El espacio debajo del asiento permite introducir un casco integral, pero no caben los de las tallas mayores.
  • La altura del sillín al suelo es de 80 centímetros, poco práctica para personas de menos de 1,70 metros de altura.

Sym Symphony ST 125

El principal punto fuerte de este escúter es el motor, que funciona muy bien para ciudad porque tiene fuerza a bajas velocidades, por lo que acelera bien desde parado y no es ruidoso. Resulta una moto cómoda al pasar sobre baches e irregularidades del asfalto. No es dura de suspensión y que lleve una rueda de diámetro grande le ayuda a no hundirse en los baches. El tercer elemento que la hace atractiva es su agilidad para moverse en el tráfico urbano. Gira mucho y es estrecha y ligera.

Casi cualquiera puede con ella para subirla al caballete, pero es una moto alta y para echar pie a tierra sin titubeos al detenerse en un semáforo, las personas de menos de 1,70 metros de altura pueden verse apuradas. Es una moto muy fácil de llevar sin esfuerzo, pero las personas de menos de 1,65 metros de estatura deben probarla antes de decidirse por ella si quieren llegar con los pies al suelo de forma simultánea en los semáforos.

El mayor inconveniente que le he encontrado es el espacio para guardar el casco, ya que sólo cabe un casco integral y de forma muy justa. Una vez metido el casco no cabe nada más. Es un espacio situado bajo el asiento.

Cuando el nivel de gasolina es bajo, el medidor de combustible se vuelve errático y varía mucho es función de las subidas y las bajadas, por lo que la luz de reserva aparece de improviso con el consiguiente sobresalto. Aunque el depósito de combustible no es de los más pequeños, la imprecisión del medidor no ayuda a apurar el depósito y obliga a repostar quizá con más frecuencia de la necesaria.

Otro detalle mejorable es que el cuadro de medidores se ve mal cuando no le da el sol directamente. Y no sólo se ve mal, sino que está situado tan cerca del conductor que hay que alejar mucho la vista de la calle y doblar mucho el cuello para mirar la información. Mejor no mirarlo.

Es una moto sencilla, con algún remate de los plásticos poco cuidado. No llega a los 100 km/h de velocidad punta, por lo que no es un scúter práctico para salir por carretera, porque las diferencias de velocidad con relación a los otros vehículos puede ser excesiva. No tiene pantalla protectora del viento, pero yo no la he echado en falta, ni siquiera los días de más frío. Como no corre mucho, el viento no resulta molesto.

La guantera situada por delante de las rodillas puede ser útil para guardar objetos menudos, y muy útil para cargar el teléfono gracias al mechero o la conexión USB.

Source: Coches

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *