Noticias del Motor

¿Puedo reclamar al seguro los daños que ha sufrido por mi coche o moto a causa de las nevadas?

Las nevadas y el temporal sufridos este pasado fin de semana han dejado un paisaje poco usual que muchos han aprovechado para fotografiar y exponer en redes sociales. Pero la nieve también ha dejado otras consecuencias: árboles y ramas caídas, carreteras cortadas, vehículos sepultados… Un sinfín de daños materiales que han afectado a los propietarios de coches y motos.

Y ahora, con una ola frío por delante y con algo menos de nieve, la pregunta es: ¿mi seguro cubre los daños del coche o la motocicleta tras la nevada? La Organización de Consumidores y Usuarios responde y da las opciones para poder conseguir una indemnización que salve los desperfectos.

Las nevadas extremas, como las que ha descargado Filomena, están consideradas como un fenómeno meteorológico atípico y dañino y sus daños se catalogan como riesgos extraordinarios. En resumen, esto quiere decir que las aseguradoras privadas no se hacen cargo de ellos a no ser que se haya contratado una póliza específica para este tipo de fenómenos.

En el caso concreto de los vehículos, sí que es posible que aquellos propietarios que hayan contratado una póliza de seguros en modalidad de daños propios a todo riesgo tengan los desperfectos de la nevada cubiertos, por lo que es aconsejable ponerse en contacto con la empresa aseguradora.

Frente a todos estos fenómenos naturales imprevisibles actúa el Consorcio de Compensación de Seguros, una entidad que depende del Ministerio de Economía y funciona como una aseguradora para estos daños extraordinarios.

Sin embargo, este organismo se hace cargo de las consecuencias de inundaciones, riadas, terremotos, huracanas… ¿pero y de la nieve y el hielo? La OCU asegura que el Consorcio se hará cargo de las inundaciones que puedan acontecer con el deshielo, pero que no existe certeza alguna al respecto de los daños provocados directamente por la helada y la nieve.

En todo caso, desde esta organización aconsejan comunicar al Consorcio los daños materiales sufridos por el coche o moto, en el caso de que la póliza privada no los cubra, para recibir la información necesaria al respecto. Para tramitar la reclamación hay que acceder a la web del propio Consorcio y elaborar un informe con todos los daños que haya podido sufrir el vehículo, documentado con fotografía detalladas.

La batería de cualquier vehículo es protagonista en estos días al ser uno de los elementos que más acusa el frío. Es habitual que, debido a las bajas temperaturas, el coche o la moto no lleguen a arrancar cuando se acciona el contacto. Lo primero que hay que hacer es intentar subirle la temperatura al generador y dejarle unos minutos para que se caliente, pero si no funcionan tampoco los sistemas eléctricos del coche (como las luces o el equipo de música), es que la batería está descargada.

Desde la OCU recuerdan que las pólizas de seguro que cuentan con asistencia en carretera también cubren el servicio de arranque del coche por fallo de la batería, por lo que no será necesario acudir a un taller o abonar el servicio. En cualquier caso, los problemas de batería suelen indicar que ha llegado la hora de cambiarla.


Source: Coches

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *