Noticias del Motor

Primer vuelo de un avión con el nuevo sistema de propulsión eléctrica de Siemens

LEIRE PÉREZ / GUILLERMO LLOPIS

  • La potencia del motor eléctrico es de 260 kilovatios.
  • La tecnología será integrada, en cooperación con Airbus, en las futuras aeronaves híbrido-eléctricas que se desarrollen.
  • Este motor contribuye a reducir en las aeronaves que utilicen un sistema de propulsión híbrida las emisiones de CO2 hasta un 50%.

SISTEMA DE PROPULSIÓN DE SIEMENS

Los investigadores de Siemens han desarrollado un nuevo tipo de motor eléctrico que, con un peso de sólo 50 kilos, es capaz de proporcionar 260 kilovatios. Estos motores contribuyen a reducir en las aeronaves que utilicen un sistema de propulsión híbrida (motor eléctrico + motor de combustión) las emisiones de dióxido de carbono hasta un 50% y, además, son menos ruidosos, según Siemens.

Este sistema de propulsión realizó su primer vuelo público y, casi en silencio, el 4 de julio en el aeropuerto de Schwarze Heide, cerca de Dinslaken, Alemania, impulsando a un avión acrobático 330LE extra.

“Esta es la primera vez que una aeronave eléctrica con un rendimiento de más de un cuarto de megavatio ha volado”, explica Frank Anton, director de eAircraft en la unidad central de investigación de Siemens Corporate Technology. El avión acrobático 330LE pesa cerca de los 1.000 kilos y sirve para realizar las pruebas de vuelo con el nuevo sistema de propulsión. Al ser un avión de acrobacia aérea, está adaptado para llevar sus componentes a ciertos límites, probarlos y mejorar su diseño.

La compañía contribuye con esta tecnología en un proyecto de cooperación entre Siemens y Airbus para impulsar el desarrollo del vuelo eléctrico. “En 2030 esperamos ver los primeros aviones con una capacidad para 100 pasajeros y una autonomía de unos 1.000 kilómetros”, explicó Frank Anton. Las compañías van a utilizar este motor como base para el desarrollo de aviones regionales impulsados por sistemas de propulsión híbrido-eléctricos.

Desde Siemens están convencidos en el futuro de este área de negocios, por lo que apostarán por establecer sistemas de propulsión híbrido-eléctricos para aeronaves privadas y comerciales. “El primer vuelo de nuestro sistema es un hito en el camino hacia la electrificación de la aviación”, dijo el jefe de tecnología de Siemens, Siegfried Russwurm.

Desarrolladores de Siemens con el motor eléctrico para avionesEl ratio de potencia-peso que ofrece este nuevo motor desarrollado por Siemens y denominado 2P260D mejora la relación potencia/peso que ofrecen los vehículos eléctricos actuales (de 2 kW/kg en el mejor de los casos) y proporciona más de 5 kW/kg, hasta alcanzar los 260 kW para los 50 kilos de peso del dispositivo, según indica Frank Anton. Es, además, un motor que no necesita transmisión y funciona a 2.500 rpm, haciendo llegar su fuerza directamente hasta la hélice (imagen izquierda).

El uso de este avión acrobático 330LE permite a la compañía forzar al máximo el motor con aceleraciones intensas durante el vuelo en cualquiera de sus tres ejes: el cabeceo, el alabeo y la guiñada (explicación de los tres ejes de una aeronave).

Objetivo: vuelos comerciales

El motor que desarrolla Siemens es lo suficientemente potente para hacer volar un avión de cuatro plazas, pero todavía no tanto como para transportar una aeronave llena de pasajeros. Según aseguran los investigadores de la compañía, el objetivo a largo plazo es que alrededor del año 2035 este tipo de motores, con una potencia entre 500 kilovatios y dos megavatios, pudiesen impulsar aviones con entre 60 y 100 pasajeros en vuelos comerciales.

Una reducción del 25% en el uso de combustible, un 12% menos en los costes totales y un menor impacto en el medio ambiente serían posible con aviones que llevasen motores de este tipo, pero con una potencia mayor de la obtenida hoy día. Sería, según sostienen los desarrolladores, “una bendición” para el entorno (hasta un 75% menos de emisiones de CO2 en el año 2050), un alivio para las propias compañías aéreas por el ahorro y un descanso para quienes residen cerca de aeropuertos, por los menores niveles de contaminación acústica.

Esta posibilidad se está explorando con un avión llamado Magnus eFusion, que ya realizó con éxito su vuelo inicial. En él, Siemens y Airbus investigan cómo adaptar los sistemas de baterías a las nuevas necesidades de la aviación eléctrica, que quieren convertir en “irremplazable” en la aviación y que consideran un “hito” en la historia del transporte.

Source: Coches

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *