Noticias del Motor

Me han multado en el extranjero, ¿qué hago?

Hacer un viaje en coche por el extranjero también exige respetar las normas de tráfico de los diferentes países que se visiten. Esa vieja creencia que afirmaba que las multas en el extranjero no llegan a casa ya no tiene vigencia.Desde el año 2005, los países de la Unión Europea se pusieron de acuerdo para facilitar los datos de los conductores y sus vehículos en caso de infracción, por lo que las multas siempre llegan. Las acciones más sancionadas van desde el exceso de velocidad hasta el no llevar el casco al ir en moto, pasando por conducir bajo los efectos del alcohol o sin respetar los carriles y mirar el teléfono móvil al volante. Básicamente, las mismas infracciones habituales en nuestro país.Una vez recibida la sanción, hay dos opciones: pagarla o recurrir. Una de las razones para recurrir la multa es que esta no esté escrita en el idioma del infractor, alegando indefensión ante el no entendimiento de lo que se está acusando. Si por otro lado se decide abonar la cantidad, en la misma notificación se explican detalladamente los métodos de pago y los descuentos. La modalidad más sencilla suele ser hacer un ingreso en el banco o pagarla por correo.Si decides alquilar un coche durante tu viaje, has de tener en cuenta las normas de tráfico tanto o más como si viajaras con tu propio vehículo. Y es que la sanción te llegará aún con más razón ya que las empresas de alquiler disponen de todos tus datos y saben qué número de matrícula de su flota está vinculado a qué cliente.Además, has de saber que muchas agencias de alquiler te cobran un pequeño cargo por tener que trasladar todos tus datos a la policía o los agentes de tráfico competentes. Las empresas están obligadas a facilitar tus datos, así que al final la sanción te habrá salido incluso más cara de lo previsto.
Source: Coches

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *