Noticias del Motor

Los coches autónomos de Google podrán detectar a los servicios de emergencia

LEIRE PÉREZ

  • El sistema detecta a los coches de policía y ambulancias basándose en patrones de luces y colores.
  • La patente fue desarrolla por Google en 2014, pero el gigante de internet lo dio a conocer hace unos días.

COCHE AUTÓNOMO DE GOOGLE

Hace unos días que se dió a conocer una patente desarrollada por Google en 2014 que podría cambiar el futuro de los coches autónomos y uno de sus mayores problemas: el reconocimiento de vehículos prioritarios en la calzada para poder maniobrar y cederles el paso.

La compañía ha desarrollado un sistema de detección de vehículos de emergencia para sus coches autónomos o auto-conducidos. El sistema detecta automáticamente a los coches de policía y ambulancias basándose en patrones de luces y los colores utilizados por dichos vehículos, de modo que si un coche de policía le indica que se detenga el coche de Google pueda maniobrar de acuerdo al reglamento.

Sistema de detección de vehículos de emergencia de Google.

(Imagen de la patente desarrollada por Google)

El problema se encuentra en que según el país los colores de las luces de emergencia pueden cambiar, además de los distintos estatutos y regulaciones de los países. Por ejemplo, en Estados Unidos las ambulancias utilizan luces blancas, rojas y azules, mientras que en España los colores elegidos son el naranja y el amarillo. Así que el trabajo de Google es mucho más complicado y todos los reglamentos deberán ir registrados en la base de datos del smartcar Google.

Otras patentes de Google

Hace unos meses Google presentó un software para su coche autónomo con el que su flota de vehículos pueden ver en 360 grados e incluso en la oscuridad las señales de los ciclistas. Google señaló que el software está diseñado para recordar las señales previas de estos, por lo que puede anticiparse mejor a los giros de la bicicletas. (Más información sobre este artículo en 20 Minutos).

El gigante tecnológico también ha patentado un nuevo “pegamento” para minimizar el daño a los peatones que puedan ser golpeados por uno de sus vehículos de conducción autónoma, de modo que quienes sean atropellados se queden pegados a la carrocería en vez de ser despedidos contra la calzada. El vehículo de auto-conducción tendría una capa adhesiva similar al pegamento colocada en el capó y parachoques delantero y los laterales del vehículo, según indica la solicitud de la patente. (Más información sobre este artículo en 20 Minutos)

Source: Coches

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *