La historia de la bicicleta, de vehículo a declaración política

JOSE ÁNGEL GONZÁLEZ

  • La historia de la bicicleta en los últimos 200 años es repasada en una exposición basada en el ‘nuevo auge’ del medio de transporte en el siglo XXI.
  • El vehículo es considerado ‘un espejo de su tiempo’ y un elemento de gran importancia para los movimientos obreros y de liberación femenina.
  • También ha contribuido a despertar la conciencia ecológica y se está convirtiendo en ‘un elemento fundamental de un nuevo estilo de vida’.

Karl Drais, Laufmaschine („Draisine“) Mannheim, 1817. Replica, 1970.

En el mundo circulan más o menos un billón de bicicletas según un recuento de 2014. Casi la mitad están en China, con 450 millones de unidades que son usadas con frecuencia diaria por casi el 40 por ciento de la población, pero el porcentaje de ciclistas es mucho mayor en países europeos como Holanda (99%), Dinamarca (80) y Alemania (76). En una comparativa entre el automóvil y el vehículo de dos ruedas, el segundo gana por goleada: en el mundo se fabrican cada año el doble de bicis (entre 95 y 100 millones de unidades) que de coches (50).

La historia de la bicicleta en los últimos 200 años es repasada en una exposición basada en el «nuevo auge» del medio de transporte en el siglo XXI —que es muy tímido en España, donde solamente el 1,6 por cien de las personas son partidarias del bicing según datos de 2015—. Der eigene Antrieb — oder wie uns das Rad bewegt (Autopropulsados, cómo nos mueve la bicicleta), en el Museo de Artes Decorativas de Dresde (Alemania) hasta el uno de noviembre, presenta el asunto como de gran importancia, ya que la bici es «un espejo de su tiempo».

La ‘maquina andante’ de 1817

Doscientos años después de la invención del primer antecedente de la bicicleta moderna, la draisiana, el primer el primer vehículo de dos ruedas autopropulsado por el usuario, patentado en 1817 el barón alemán Karl Christian Ludwig Drais von Sauerbronn, que llamó al inventó «máquina andante» una especie de carrito de dos ruedas, colocadas una detrás de otra, y un manillar, donde el sistema de tracción era producido por los pasos del conductor sobre el suelo—, el museo destaca que el vehículo sigue teniendo «un enorme atractivo magnético» para los seres humanos.

La mutación de vehículo de recreo a medio de transporte y «declaración política» como «elemento fundamental» de la conciencia ecológica y la idea de sostenibilidad que subyace en un «nuevo estilo de vida» es repasada mediante la exhibición de piezas que van de las históricas como los velocípedos del último cuarto del siglo XIX, hasta los más modernos diseños que ponen de relieve cómo las innovaciones y estándares estéticos han influido en los cambios formales y técnicos del vehículo. También se exhiben componentes y accesorios.

Incesante fascinación

La muestra está organizada en las secciones El descubrimiento del movimiento mecánico, El movimiento en el deporte, La sociedad se mueve, El movimiento emocional y La moderna movilidad. Como se aprecia, los organizadores señalan dos ideas clave: el desplazamiento autónomo del ciclista sin más ayuda que la bicicleta misma y la fascinación incesante que han despertado estos artilugios entre los seres humanos, bien por motivos prácticos y relacionados con la economía, por razones deportivas y de salud, por convencimiento ideológico verde o por mero placer.

«Al igual que las personas se mueven sobre las bicicletas, las bicicletas mueven a la gente, la movilizan y, lo que no es menos importante, la movilizan emocionalmente», dicen desde el museo. La muestra pone de relieve, por ejemplo, como las bicicletas ayudaron a mejorar las condiciones de vida de los obreros que deben desplazarse al lugar del trabajo, contribuyeron a la emancipación de la mujer, fueron reivindicadas por los hippies, revolucionaron la exploración de la naturaleza con los modelos de montaña y campo a través.

Masa Crítica

«Incluso hoy en día, la autonomía que permite la bicicleta hace del vehículo una declaración política, como observamos cuando los ciclistas de los colectivos mundiales del movimiento Masa Crítica pedalean por las ciudades de todo el mundo para manifestarse en favor de más derechos para los ciclistas y mayor promoción y apoyo al sistema en el tráfico urbano», añaden.

Source: Coches

Share Button
La historia de la bicicleta, de vehículo a declaración política

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Muy curioso | FENIEENERGIA | FENIEENERGIA | Tasar Dominio | imagenes para colorear | dibujos para pintar |
Scroll hacia arriba