Noticias del Motor

Inventa una nueva señal de tráfico antiatropellos tras sobrevivir a dos accidentes

EFE

  • La nueva señal de tráfico ya es utilizada por la Policía Local murciana y el gobierno israelí se ha interesado por ella.
  • Se podrá adquirir por veinte euros.

Vehículos circulando por una carretera.

Un empresario superviviente de dos accidentes y un cirujano pediatra que perdió a un amigo guardia civil en un atropello han creado una nueva señal de tráfico para evitar atropellos que está siendo evaluada por la DGT para incorporarla a las carreteras españolas.

La nueva señal, denominada PF (Protección Funcional), es una placa rectangular de color rojo y blanco con dibujos reflectantes en forma de flecha que se adhiere a la puerta del vehículo cuando está parado.

El tamaño del indicador -33 x 11 centímetros- permite guardarlo en la guantera del vehículo y cuando se detiene el coche se saca por la ventanilla y se coloca en la puerta del conductor con un sistema de imanes, y todo antes de bajarse del automóvil.

Según la Dirección General de Tráfico (DGT), los atropellos en carretera son responsables de más del 40 % de las muertes y del 15 % de los heridos por accidente de tráfico, y el 10 % de estos se producen al bajarse del vehículo ante una incidencia.

Un siniestro de este tipo conmovió al cirujano pediátrico murciano Leonardo Nortes hasta el punto que decidió inventar una señal de tráfico y, junto a su sobrina Mercedes Nortes y a su amigo Joaquín Inglada, fundar la empresa Sistemas de Prevención Vial para asumir su fabricación.

En una de sus muchas consultas, Nortes esperaba a los padres de un paciente suyo. No obstante, la mujer se presentó sola y le contó que su marido, un guardia civil muy amigo suyo, había fallecido en un accidente de tráfico tras ser arrollado cuando bajó de su coche para socorrer al conductor de un vehículo averiado.

Inglada también sufrió dos siniestros graves que pusieron en peligro su vida, algo que, según ha contado a Efe, impulsó su participación en el proyecto.

El primero de ellos, viario: “Iba en moto y me arrolló un coche que huyó. Estuve tirado en la carretera, y el pensar que eso le puede ocurrir a alguien ha sido mi motivación para participar”, ha dicho. El segundo, un accidente con moto acuática.

Los tres emprendedores se dieron cuenta de que en la normativa de tráfico existía un vacío: según el reglamento, cuando un vehículo se detiene por avería o por otro motivo, uno de los ocupantes debe descender del vehículo llevando un chaleco y colocar dos triángulos en la calzada.

Sin embargo, el protocolo oficial no prevé señalización preventiva alguna que pueda alertar a los demás conductores de la necesidad de apartarse del vehículo parado que indique que el conductor está a punto de descender.

La señal cumple con la máxima de la DGT “Hazte ver”, ha explicado Inglada, ya que por un lado, consigue que el conductor mire atrás antes de descender, algo necesario en estas situaciones de riesgo y, por otro, advierte a los otros conductores que tiene la intención de bajar.

Desde que el proceso se inició en 2013 con el primer diseño, los impulsores de Sistemas de Prevención Vial han ido quemando etapas para lograr su homologación: han conseguido el apoyo de la Federación Española de Motociclismo, del RACE, el RACC, la Cruz Roja y de la DGT, cuyos responsables, en su primera reunión en 2014, encargaron 120 unidades para realizar pruebas en vehículos de la Guardia Civil.

Una vez iniciado el trámite de modificación del reglamento tras presentar el proyecto ante la Comisión de Seguridad y Movilidad Vial del Congreso de los Diputados en marzo de 2015, los impulsores de la señal PF esperan a recibir el certificado de la norma ISO 39.001 y poder completar la homologación.

La iniciativa ha gozado de buena aceptación tanto a nivel regional -la Policía Local murciana ya utiliza la señal PF- como a internacional, puesto que, según Inglada, el gobierno israelí “está interesado” en su idea.

Este invento, que Inglada considera “tan sencillo” y que podría salvar muchas vidas humanas, se vendería en tiendas a un precio “asequible”, alrededor de veinte euros.

Source: Coches

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *