Noticias del Motor

El Ayuntamiento de Barcelona prohíbe los ‘segways’ por el frente marítimo este verano

CARLA MERCADER

  • No podrán circular por la zona hasta octubre.
  • Se trata de una medida temporal mientras se elabora una ordenación.
  • Se impondrán multas de hasta 90 euros por circular por donde no se debe.

Vehículos de mobilidad personal.

Cortar por lo sano y prohibir la circulación de segways e ingenios eléctricos similares por el frente marítimo de Barcelona, donde se concentran la mayoría de locales de alquiler. Eso es lo que ha decidido hacer el gobierno municipal de Ada Colau este verano mientras prepara una ordenación para este tipo de vehículos, y para garantizar su convivencia con los peatones y evitar quejas vecinales como las de la pasada temporada estival.

Lo han anunciado este martes fuentes del consistorio, que han especificado que el veto se pondrá en marcha entre esta semana y la que viene y terminará el 1 de octubre, mes en que baja la circulación de estos ingenios debido a que el tiempo empeora y no invita tanto a conducirlos. También han señalado que la medida afectará al frente marítimo de la ciudad comprendido entre el hotel Vela y la calle Marina.

La prohibición repercutirá especialmente sobre las siete empresas que alquilan estos vehículos en Barcelona, que según los datos que maneja el Ajuntament, disponen de un total de 136 unidades.

En paralelo a la medida, han explicado desde el consistorio, se pondrá en marcha una campaña informativa sobre las condiciones de circulación, los recorridos que pueden seguir segways y similares –los llamados vehículos de movilidad personal (VMP), muchos no homologados– y el régimen sancionador para quien se salte la normativa.

En caso de que se circule por donde no se debe, las multas serán de un importe de hasta 90 euros y si los vehículos son de una empresa de alquiler, irán dirigidas a la compañía y no al cliente. También se impondrán sanciones por conducir de forma incívica –por ejemplo, sin respetar los límites de velocidad–, que podrán llegar hasta los 1.125 euros y siempre afectarán al conductor.

Fuentes municipales han justificado el hecho de que la ordenación que regirá estos vehículos en toda la ciudad no esté lista para este verano porque el gobierno de Colau ha empleado el año en hacer “una clasificación exhaustiva” de las diferentes tipologías que existen para poder elaborar una regulación para cada una de ellas.

La semana pasada, han explicado, empezó un proceso de debate y consulta con los distintos grupos políticos del consistorio y los agentes implicados, con el objetivo de definir una propuesta de ordenanza “que cuente con el máximo consenso posible”. También han apuntado que se ha creado una mesa de trabajo para encarar el tema.

Los responsables técnicos están analizando la conveniencia de que algunos de estos vehículos puedan circular por aceras, andenes, plataformas únicas, parques públicos, carriles bici o zonas 30, y en el caso de hacerlo, a qué velocidad y con qué condicionantes. También se está estudiando si hace falta que algunas tipologías dispongan de una identificación o de un seguro obligatorio, si es necesario que lleven alumbrado incorporado y dónde deben estacionar en la vía pública.

El gobierno municipal ha subrayado que la de estos vehículos es una problemática reciente sobre la que apenas hay normativa y ha considerado que la regulación de Barcelona “podría ser una base da cara a futuras” ordenaciones de carácter estatal.

“No nos parece lógico”

Desde una de las compañías que alquilan este tipo de vehículos en Barcelona, que prefiere permanecer en el anonimato, han criticado la medida municipal. “No nos parece lógico porque los tours que organizamos son pequeños y los clientes siempre van acompañados por un guía de la empresa que se hace responsable”, han afirmado.

Source: Coches

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *