Noticias del Motor

Carmena propone restricciones al tráfico para los no residentes en el centro de Madrid

AGENCIAS

Atasco en la M-30

El Ayuntamiento de Madrid ha presentado este miércoles el borrador de las 30 propuestas incluidas en el Plan de Calidad del Aire y Cambio Climático, con el que persigue combatir la contaminación en la capital. El área de Medio Ambiente ha presentado el documento en plena polémica por la aplicación del protocolo de contaminación.

Una de las propuestas presentadas es convertir la almendra central de la ciudad en un área de acceso restringido para los vehículos privados no residentes, en el que se “prioriza la movilidad peatonal, la bicicleta y el transporte público”.

Según la propuesta del Ayuntamiento (el documento completo se puede consultar en su web) se trata de un área rodeada por las vías Alberto Aguilera, Carranza, Sagasta, Génova, Recoletos, Paseo del Prado, Ronda de Atocha,  Ronda de Valencia, Ronda de Toledo, Gran Vía de San Francisco, Calle Bailén, cuesta de San Vicente y Princesa. 

Velocidad en la M-30

El borrador también propone rebajar la velocidad de la M-30 y de los accesos a la capital a 70 kilómetros por hora así como aumentar los espacios para los peatones en los barrios de la capital.

Así, el aumento de la peatonalización define “un nuevo modelo de espacio público ligado a la regeneración urbana en las áreas residenciales”. Para ello, en algunas zonas se limitará la velocidad a 30 kilómetros por hora, e irá acompañado de mejoras del espacio peatonal, “dotándolo de las dimensiones adecuadas”.

El borrador también plantea una revisión y ampliación de la red ciclista con nuevos carriles bici además de la “definición” y el “establecimiento” de una red de aparcamientos para bicicletas. También se pretende extender Bicimad a zonas de “gran demanda”.

Entre las propuestas de actuación sobre la red viaria, el borrador del Plan de Calidad del Aire recoge un incremento de las bonificaciones y penalizaciones del Servicio de Estacionamiento Regulado (SER) en función  y de las emisiones del vehículo y se pretende establecer una diferenciación de zonas para el aparcamiento en superficie: el área interior de la M-30 y el área exterior.

Así, en el área interior se establecería una optimización de los tiempos de rotación y ratio de plazas para residentes y no residentes (verdes y azules). Por contra, en el área exterior se llevaría a cabo la implantación de un sistema de regulación de estacionamiento en los barrios que así lo demanden, “sin coste para los residentes y regulación mediante tarifa para los no residentes”.

Source: Coches

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *