Mar. Jul 16th, 2024

Probar un vehículo es la única excepción que permite la Dirección General de Tráfico (DGT) en España para superar los 120 km/h establecidos en autopistas y autovías. En estos test se pueden alcanzar los 150 km/h sin ser multados, aunque debe haberse notificado previamente al organismo. Este tipo de experimentos son más comunes de lo que la mayoría piensa, aunque a veces se llevan a cabo en lugares ‘ocultos’.

Uno de esos sitios escondidos es el túnel de Catesby, un antiguo paso subterráneo de trenes situado en Reino Unido y que actualmente se usa sobre todo para realizar pruebas con coches superdeportivos. Con más de un siglo de historia, este enclave ha encontrado una segunda vida para las pruebas de aerodinámica en automóviles de alto rendimiento, aunque quien quiera puede reservar un turno.

Así es el imponente túnel de Catesby

El túnel de Catesby se construyó a finales del siglo XIX, en plena época victoriana, y formó parte de la red ferroviaria británica durante casi siete décadas, hasta que en 1966 fue clausurado. Sus 30 millones de ladrillos repartidos en sus 2,7 kilómetros de longitud volvieron a tener uso cuando una empresa cercana con sede en Brackley reformó por completo el lugar para convertirlo en una larga recta de pruebas automovilísticas.

Desde 2020, se ha convertido en uno de los grandes sitios de pruebas de superdeportivos del Reino Unido, algo que a lo que también contribuirá el futuro parque tecnológico y científico que se construirá justo al lado, lo que ayudará a los probadores a comprobar los resultados y a aumentar la innovación. Además, el túnel de ocho metros de ancho se encuentra en uno de los entornos automovilísticos más importantes de todo el mundo.

Eso sí, reservarlo no está al alcance de cualquiera: realizar una prueba en bicicleta cuesta 1000 libras, pero si lo que se quiere es tener el túnel durante toda una jornada, habrá que soltar la desorbitada cantidad de 15.000 libras, por lo que solo algunos propietarios de coches superdeportivos se lo pueden permitir.

El túnel de Catesby está en el ‘Valle del automovilismo’

Este túnel, situado entre Oxford, Birmingham y Cambridge, es solo uno de los muchos enclaves que se encuentran dentro del denominado ‘Valle del automovilismo’, una región del condado de Northampton en la que se ubican numerosas sedes de empresas relacionadas con los coches y la competición. En ella está el famoso circuito de Silverstone, así como muchas fábricas de equipos de Fórmula 1, como Aston Martin en el propio Silverstone, Mercedes en Brackley o Red Bull en Milton Keynes.


Source: Coches

Share Button

por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *