Mié. Abr 24th, 2024

Al Nissan Juke todo le queda bien. Es ese coche ni demasiado grande ni demasiado pequeño, apto para la ciudad pero también para una escapada por carretera, perfecto para lucir un vehículo bonito y llamativo por fuera pero también práctico y tecnológico por dentro.

Y, efectivamente, como pionero que fue en el momento de su lanzamiento y como el modelo de pruebas ideal que es, al Nissan Juke le sienta de maravilla su nuevo motor híbrido no enchufable. Dentro de los objetivos de Nissan hacia una gama totalmente electrificada de cara al próximo 2030, la nueva versión del Juke es el primer paso.

Lo primero es lo primero: este nuevo motor híbrido proporciona un 25% de más de potencia que la versión gasolina y reduce en un 20% el consumo de combustible, llegando hasta un 40% en los trayectos urbanos. En total, entrega 145 caballos en combinación con un motor de combustión de última generación y un motor eléctrico de 36 kW y 205 Nm de par. Cabe resaltar que este motor es producto de la alianza Nissan-Renault-Mitsubishi y también se encuentra en el Renault Captur E-TECH Híbrido.

Las claves del nuevo Nissan Juke híbrido

Hechas las primeras presentaciones técnicas toca hablar de, efectivamente, cómo se comporta este rejuvenecido Juke durante la conducción. En ciudad se activa totalmente en modo eléctrico y se mantiene así hasta que se alcanzan los 55 kilómetros por hora, pudiendo disfrutar de una conducción 100% eléctrica en ciudad todo lo que dure la batería, refrigerada por agua de 1,2 kWh.

El resultado es una conducción fluida y cómoda, más silenciosa y con todas las ventajas que da disponer del distintivo ambiental ECO de la DGT, sobre en ciudades como Barcelona, donde pudimos rodar este vehículo. Además del motor híbrido, hay otras dos grandes claves para la comodidad en conducción del Juke.

La primera es la caja de cambios multimodal de baja fricción que optimiza la potencia del motor, independientemente de que usemos el modo 100% eléctrico o el de combustión. Obviamente automática, dispone de embragues de empuje en vez de anillos sincronizadores convencionales para cambiar las marchas, repartiéndose entre cuatro de combustión y dos eléctricas, por decirlo de algún modo. El trabajo y el acople, además, de los dos motores está diseñado para que rebose fluidez y que así el conductor no note ni el paso de uno a otro ni el cambio de una marcha a otra.

Si en ciudad el Juke cumple con sobresaliente las expectativas, en carretera sorprende. Al salir a tramos interurbanos o de alta capacidad, la aceleración de este crossover es mayor de la esperada y la respuesta al acelerador es rápida, algo positivo que no todos los cambios automáticos disfrutan.

La segunda clave es el e-Pedal de Nissan, que equipan otros modelos como el Leaf, buque insignia de los 100% eléctricos. Este e-Pedal es una integración del freno y en el acelerador en este mismo pedal. ¿Qué quiere decir? Pues que al levantar el pie del acelerador el coche reduce su velocidad hasta los 5 kilómetros por hora, sin llegar a detenerse del todo. Si bien es cierto que a mayores velocidades no es tan perceptible, en ciudad se nota la diferencia solo con levantar ligeramente el pie del acelerador. Tras unos minutos de marcha, el uso del e-Pedal se vuelve intuitivo y mejora la comodidad de la circulación en ciudad, dándole un punto extra al nuevo Juke.

El e-Pedal es el ejemplo perfecto de la naturaleza del Juke, que combina un alto grado de tecnología integrada (obviamente está adaptado para conectarse con Android Auto o Apple Car, tiene smart key con sistema Autolock…) caracterizada por la simplicidad y la facilidad de uso. Obviamente, como buen híbrido, incorpora frenada regenerativa que cambiará según se seleccione el modo de conducción Eco, Sport o Normal para alcanzar la máxima optimización.

Este alto nivel tecnológico, tanto en experiencia de usuario como en mecánica, es una de las tres características del nuevo Juke. Las otras dos son la electrificación, la gran joya de esta versión, y la vuelta al ADN japonés que caracteriza los modelos de Nissan. Con la versión híbrida del Juke se recupera la esencia y la seña de identidad de este crossover que fue pionero en su segmento y que sigue siendo, a día de de hoy, nuevo, ya que todavía le queda mucho por demostrar.

Los detalles

Atendiendo a los detalles, el Juke híbrido pierde ligeramente capacidad de maletero pero sigue siendo práctico para viajes y escapadas con sus algo más de 350 litros y la posibilidad de tumbar los asientos traseros. El interior tiene un diseño bonito y sofisticado con posibilidades de personalización y es lo suficientemente espacioso como para disfrutar de un viaje cómodo. Un detalle que seguro gustará a los jóvenes y aficionados a la música es su equipo de sonido Bose con altavoces integrados en los reposacabezas.

El Juke híbrido estará disponible en tres diferentes versiones con los correspondientes ADAS de seguridad equipados de serie: N-Connecta (31.350 euros), N-Design (32.450 euros) y Tekna (34.200 euros). Con motivo de esta renovación del Juke, desde Nissan van a lanzar para España una edición limitada con solo 350 unidades disponibles para nuestro mercado y muchas posibilidades de personalización. El Nissan Juke híbrido se podrá empezar a reservar a partir de este verano.


Source: Coches

Share Button

por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *