Mié. Abr 24th, 2024

Fue el gran tema del año pasado y, aunque por el momento parece que ha quedado paralizado, el Gobierno sigue adelante con la iniciativa de hacer de pago la red de autovías del Estado. Cabe recordar que estas fueron las condiciones que pactó el Ejecutivo con la Unión Europea a cambio de recibir 70 millones de euros en fondos, ya que en la mayoría de países de la UE se aplican diversos sistemas para el cobro por el uso de estas vías de alta capacidad.

Aunque en junio de 2021 la ministra de Transportes confirmó que el Gobierno seguía adelante con este plan pero que se esperaría el tiempo necesario para debatirlo con todos los agentes del sector debido al momento de crisis, ahora la Dirección General de Carreteras ha encargado un estudio a la consultora pública Ineco para valorar el nuevo sistema de financiación de las carreteras tal y como ha informado Europa Press.

La fecha de la que se ha hablado para implementar una red de pago en las autovías es el próximo año 2024 y, si se quiere a llegar a tiempo, no se debería retrasar demasiado la creación de un plan concreto que cuente con la opinión de todos los agentes del sector de transporte por carretera.

Un sistema que afectará a las rentas más bajas

Ante la reanudación de estos planes, Facua-Consumidores en Acción ha emitido un comunicado en el que critica que el Gobierno siga adelante con el plan de implantar un nuevo sistema de peajes en todas las autovías del país, ya que consideran que se trata de una medida que terminará afectando más a los usuarios que tienen menos poder adquisitivo.

A su parecer, el dinero para la financiación de las carreteras estatales debe proceder de los Presupuestos Generales del Estado, de manera que el dinero necesario para su mantenimiento salga de los impuestos directos de los ciudadanos. De esta forma, cada ciudadano aportará según su poder adquisitivo, al contrario del modelo que busca implantar el Gobierno, que supone «un pago por igual a todos los usuarios», sin tener en cuenta criterios de renta o de capacidad económica.

Los dos sistemas planteados por el Gobierno para cobrar por el uso de autovías son o bien las tradicionales casetas de peaje en las que se cobra por el tramo recorrido, como sucede en la A-636 aunque en este caso el cobro se hace de manera telemática gracias a unos pórticos instalados a lo largo de la carretera, o bien las viñetas, uno de los métodos utilizados en algunos países europeos.


Source: Coches

Share Button

por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *