Mié. Abr 24th, 2024

El rumbo de la DGT hacia la seguridad vial y el objetivo de conseguir cero accidentes mortales en carretera cada vez es más tecnológico. Entre las luces V-16 y el desarrollo de la plataforma DGT 3.0, solo falta que las señales comienzan a ser inteligentes y estén conectadas. Precisamente, este último paso es el que se encuentra en pruebas y, por el momento, lo resultados son satisfactorios.

La Dirección General de Tráfico está poniendo en marcha el uso de sus nuevos conos inteligentes, que se distinguen de los tradicionales solo por dos pequeños dispositivos, como si fueran bombillas, que se sobresalen en la punta del cono. Con este nuevo accesorio, los conos se convierten en balizas conectadas con la plataforma digital de la DGT y con los vehículos, a su vez, conectados a esta. El objetivo es que haya un flujo de información constante entre lo que sucede en la carretera y los vehículos que circulan por ella, para evitar imprevistos y mantener la seguridad gracias a la capacidad de anticipación al conocer el estado del tráfico en tiempo real.

Las primeras pruebas sobre terreno se han llevado a cabo durante la prueba ‘Gran Fondo Ézaro-Fin do Camiño’, celebrada en la Costa da Morte (Galicia) el pasado mes de julio. Gracias a estos conos, además de otros dispositivos, los vehículos pudieron disponer de toda la información necesaria en tiempo real sobre los tramos afectados por esta prueba ciclista para elegir el itinerario que más les convenía sin sufrir retenciones o desvíos excesivamente largos.

Flujo constante de información sobre el tráfico

Durante el desarrollo de las pruebas deportivas de DGT 3.0 se usaron balizas V2 conectadas en los coches de inicio y cola de la competición, así como conos inteligentes en las vías aledañas al trayecto del evento deportivo que emitieron en todo momento información a la plataforma. Una vez procesada y cotejada con la ruta del evento deportivo desde TRAZA (la aplicación de la DGT para autorizaciones deportivas), se pudieron publicar en tiempo real los tramos afectados por el evento. Este proceso permitió enviar avisos a los conductores participantes a sus navegadores del coche.

La valoración de la DGT de la prueba ha sido positiva y se ha dado, así, un paso más en el objetivo de crear una plataforma en la que todos los actores que hacen uso de las vías de circulación estén conectados de forma anónima, tanto para proveer información como para consumirla, con el fin de detectar y recibir información sobre situaciones de peligro que puedan surgir en la carretera mientras conducimos.

La plataforma Vehículo Conectado 3.0 se convierte en un punto de acceso de información única, gratuita y veraz en tiempo real sobre lo que está sucediendo en las carreteras, una información de gran valor para todo el ecosistema de movilidad en el territorio nacional.


Source: Coches

Share Button

por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *