Mié. Abr 24th, 2024

Con el paso de los años, puede ser que notemos que nuestro coche no ‘tira’ como antes, no tiene la misma fuerza o la misma potencia. Es normal que, hacia sus últimos años de vida, tengamos la sensación de que nuestro coche no es el que era y de que esté más débil que en sus buenos años.

Un cambio de potencia o de fuerza en el vehículo deberá ponernos en alerta si es repentino, de un día para otro. También si ha sido gradual, pero se nota de manera excesiva, deberíamos prestarle la debida atención. Las causas que pueden provocar una falta de fuerza o potencia en nuestro vehículo son muy variadas y pueden acabar siendo averías graves. Desde la red de Eurotaller explican cuáles podrían ser los motivos.

Excesos de rozamiento

  • Rodamientos de las ruedas. Un cojinete en mal estado puede hacer que las ruedas no giren libremente.
  • Frenos agarrotados. Un fallo del sistema puede hacer que la pastilla siga frenando, aunque no estemos pisando el pedal.
  • Embrague muy tensado. Se nota cuando se sube una cuesta y el vehículo acelera solo.
  • Freno de mano muy tensado.

Fallos en el encendido o el arranque

  • Puesta a punto. Se pierde potencia cuando una bujía no salta en el momento adecuado.
  • Bujías en mal estado. No producirán la chispa adecuadamente y la explosión no será correcta.
  • Fallos múltiples en el sistema. El distribuidor, la tapa del delco, la centralita o los cables de las bujías…

Problemas con las válvulas

  • Árbol de levas gastado. Puede ser que no lleve a las válvulas hasta el final y que no cierren bien.
  • Válvula pisada.
  • Juego en las guías de las válvulas. Puede provocar que las válvulas no cierren completamente el cilindro.
  • Muelle de válvulas roto.

Mala mezcla de combustible

  • Filtro de aire muy sucio.
  • La mariposa o EGR no se abre a tope. No entrará la cantidad de aire necesaria.
  • Entra aire extra a la admisión. Si algún manguito o junta no está en buen estado, puede entrar aire extra al sistema.
  • Pérdidas de presión. Si el circuito de alimentación de combustible tiene alguna fuga, el caudal que llegará al motor no será el ideal.
  • Tensión eléctrica. Lo mismo si no llega la suficiente energía eléctrica a la bomba de combustible.
  • Caudalímetro. Si falla la cantidad de aire que debe entrar en los cilindros afectará a la potencia.
  • Problemas en los inyectores. Si están sucios.
  • Fallo en la centralita. La humedad producida por la condensación o la entrada de agua pueden averiar este elemento central.


Source: Coches

Share Button

por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *