Mié. Abr 24th, 2024

Ante la duda, siempre es mejor dejar que los trabajadores de las estaciones de servicio se encarguen de surtir la cantidad de combustible que se necesite cuando se para a repostar en una gasolinera. Pero como errar es humano, puede suceder que el empleado que nos atienda acabe llenado el depósito de un combustible que no es el que hemos pedido. Si el error consiste en cambiar gasóleo por gasolina o viceversa, será un problema que habrá que resolver a la mayor rapidez posible.

Lo primero es llamar a la grúa o al servicio de asistencia y llevar el coche al taller para que limpien el depósito. Lo mejor es hacer este paso sin encender ni conducir el vehículo, sobre todo si es diésel, para evitar que el combustible erróneo fluya por los conductos. Si no nos hemos dado cuenta de lo sucedido en el momento, habrá que hacerlo en cuanto empecemos a notar que el coche se comporta de manera extraña (estos son los síntomas).

Tanto si hemos pagado como si no, la gasolinera deberá hacerse cargo de solventar el problema causado. La Ley General para la defensa de los consumidores y usuarios así lo especifica, por lo que la estación de servicio en cuestión deberá responder por los errores cometidos en el repostaje.

Cómo demostrar la existencia de daño

Para demostrar que ha habido dicha equivocación, desde la Asociación de Consumidores de Asturias señalan que es imprescindible acreditar la existencia del daño. Por ello, hay que conservar el ticket o la factura de la gasolinera, donde quede reflejado el tipo de combustible que se ha repostado erróneamente, y el parte técnico del taller donde se ha reparado el vehículo que verifique los daños causados al vehículo.

También se puede solicitar en la estación de servicio la grabación de las cámaras de seguridad, por si quedaran dudas. Este gesto es relevante, también, si no se dispone del ticket de compra porque el usuario se hubiera dado cuenta del error en el momento, aunque lo más habitual es dejar que el trabajador reposte el combustible mientras se entra a la caja a pagar.

Con estas pruebas, desde esta asociación apuntan que ya se podría interponer una reclamación ante la estación de servicio, que está obligada a tener las correspondientes hojas a disposición del público.


Source: Coches

Share Button

por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *