¿Qué es y cómo funciona una electrolinera?

20MINUTOS.ES

Recarga de coche eléctrico.

Más allá del precio inicial de compra de un coche eléctrico, lo que más preocupa a los conductores que se plantean saltar a los modelos eléctricos es gestionar la autonomía de su vehículo y todo lo que le rodea, llegando incluso a padecer ‘range anxiety’,  lo que les provoca que viajen angustiados durante trayectos largos por miedo a acabar tirados en la cuneta. Sin embrago, la solución es tan sencilla como planear los viajes teniendo en cuenta las paradas para cargar batería o conocer las formas de conducción óptima e, incluso, guardar bajo la manda algún truco que puede ayudar a aumentar la autonomía del coche.

Para aquellos que ni aún así se quedan tranquilos debido al desconcierto que les supone enfrentarse a situaciones nuevas, explicamos cómo funciona una electrolinera para que estén preparados cuando necesiten recargar su coche por primera vez en una de ellas.

Lo primero es tener claro a qué nos enfrentamos. Parece bastante evidente por su nombre, pero por si acaso, aclaramos: una electrolinera es una estación de carga de coches eléctricos en la que los vehículos enchufables (ya sean eléctricos 100%  o híbridos) pueden recargarse y obtener la energía que necesitan para continuar funcionando. Es exactamente lo mismo que una gasolinera supone a los modelos de combustión.

Es decir, la principal diferencia a la hora de repostar entre un coche eléctrico y uno de gasolina es que el primero se puede recargar en casa mediante un enchufe convencional o instalando un punto de carga, mientras que para el segundo es obligatorio acudir a una estación de recarga. Fuera del domicilio, los conductores de vehículos eléctricos recurren a las electrolineras y, el resto, a las gasolineras.  (Aunque hay gasolineras que cuentan con puntos de recarga para coches eléctricos)

Las electrolineras cuentan con tomas de recarga rápida y, por lo general, funcionan a través del autoservicio. Los usuarios deben pagar la energía consumida para recargar su coche exactamente igual que se paga el combustible en una gasolinera.

España, según datos de Electromaps, dispone de 4.343 puntos de recarga para coches eléctricos y, en función de la potencia del poste de suministro existen cuatro tipos de recarga diferentes: 

  • Modo 1: se conecta directamente con el coche; es decir, no existen comunicaciones entre la infraestructura de carga y el vehículo eléctrico. (Puede tardar entre 6 y 8 horas).
  • Modo 2: muy similar a la anterior, pero con la diferencia de que hay un dispositivo intermedio que verifica la conexión con el vehículo, es decir, en caso de no ser efectiva alertará al usuario. (Puede tardar entre 6 y 8 horas).
  • Modo 3: Es más breve debido al aumento de la corriente alterna y el coche puede recargarse en unas cuatro horas.
  • Mador 4: Modo 4: son habituales en centros comerciales y puntos de recarga profesionales, estas estructuras con conversor a corriente continua son las ideales para las cargas más veloces, ya que puede recargarse en 30minutos.


Source: Coches

Share Button
¿Qué es y cómo funciona una electrolinera?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

| | maniquis | Posicionamiento natural | PAGERANK | Muy curioso |
Scroll hacia arriba