Vie. Abr 12th, 2024

La primavera y el verano no son solo sinónimos de calor y días más largos. Con estas estaciones también llegan, por ejemplo, los temidos mosquitos y otros insectos, que campan mucho más a sus anchas que durante los periodos más fríos. Una de las molestias de estos insectos, más allá de sus picaduras, es que por ejemplo se quedan estrellados en el cristal y el parachoques del coche cuando conducimos por carretera, sobre todo. Pero hay un momento mucho más temible: cuando al abrir una ventanilla una avispa (o en su defecto, una abeja) se cuela en el habitáculo de nuestro vehículo.

Que una avispa acabe dando tumbos dentro de nuestro coche puede poner en tensión a cualquiera, especialmente a aquellos que son alérgicos a sus picaduras. ¿Qué hacer en estos casos? Aunque parezca un consejo absurdo, lo primordial es mantener la calma. Sí, es complicado con un insecto volador dando tumbos en el coche, pero es lo más indicado. Probablemente, sea avispa o abeja, el insecto estará aturdido de verse dentro del habitáculo de un vehículo y buscará desesperadamente una salida, por lo que mantener la calma contribuirá a ello. Además, si llega a sentirse atacado, será entonces cuando busque defenderse y nos pique.

Una vez que mantenemos la calma y el control del vehículo, el siguiente paso es buscar un lugar donde detenerse con seguridad, bajar del coche (sacando primero a niños y mascotas si nos acompañan) y abrir puertas y ventanillas para que la avispa encuentre su camino hacia la libertad.

No espantar a la avispa

Lo que no hay que hacer nunca es espantar a la avispa con aspavientos. Lo primero, por lo ya comentado: conseguiremos enfurecerla y llevarnos un picotazo por ello. Y, lo segundo, porque estos gestos nos obligan a quitar las manos del volante y la vista de la carretera por lo que podremos acabar sufriendo un accidente tráfico.

Otro gesto poco recomendado es abrir las ventanillas del coche en plena circulación, sobre todo si conducimos por carreteras secundarias o cerca de entornos naturales o rurales, ya que en estas fechas son territorio de cualquier tipo de insecto, incluidas avispas y abejas. Igualmente, se recomienda evitar las horas centrales del día para viajar no solo por el calor, sino porque es cuando estos insectos están más activos.


Source: Coches

Share Button

por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *