Mié. Abr 24th, 2024

Desde que Mercedes-Benz adquiriera en su totalidad la fábrica vitoriana en 1981, el impulso ha sido importante tanto para la marca como para la zona. Los 680.000 metros cuadrados disponibles, y la capacidad para producir 700 vehículos al día, la han colocado como la segunda planta de furgonetas más grande del mundo de todo el Grupo Mercedes, y además es líder mundial en producción de furgonetas de tamaño medio.

En la planta vitoriana, que por cierto tiene el ambicioso objetivo de ser neutral en CO2 a finales de 2022, trabajan cerca de 5.000 personas y genera el 4,6 % del Producto Interior Bruto de todo el País Vasco, que se dice pronto. Además, en ella se impulsa la innovación y la digitalización formando continuamente a su plantilla en las últimas tecnologías, persiguiendo la excelencia operativa con equipos de alto desempeño.

Ahora estas instalaciones se convierten en noticia porque de su línea de montaje ha salido la unidad un millón de la furgoneta Vito y el monovolumen Clase V, dos variantes realizadas sobre la misma base para responder a necesidades de trabajo y transporte, la primera, y de la familia y el ocio, la segunda.

Además, tanto la Vito como la Clase V disponen de variantes cien por cien eléctricas, denominadas eVito y EQV, respectivamente, y junto a la versión camper Marco Polo lideran las ventas en sus respectivos segmentos en los mercados más importantes.

Como curiosidad, la unidad 1.000.000 ha correspondido a un monovolumen eléctrico EQV de color rojo, destinado al mercado alemán.


Source: Coches

Share Button

por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *