Los actos vandálicos afectan al mes a 780 bicis del Bicing

CARLA MERCADER / GISELA JIMENO

  • El vandalismo daña mensualmente el 13% de las 6.000 bicicletas del servicio.
  • Las estaciones vandalizadas al mes son 40 de un total de 420, un 9,5%.
  • Los usuarios reclaman más mantenimiento de las bicis.

Bicing

A veces son solo pintadas, grafitis o adhesivos pegados lo que encuentran los usuarios del Bicing en las bicicletas como consecuencia de actos vandálicos pero en otras ocasiones el resultado de estos ataques es más fastidioso e incluso puede poner en peligro a quienes pedalean: timbres, cambios de marchas, luces, cadenas o sillines rotos.

Según datos de 2015 de Barcelona de Serveis Municipals (B:SM), la empresa del Ajuntament que se encarga del Bicing, el vandalismo afecta cada mes a una media del 13% de las bicis de este servicio, 780 de un total de 6.000, lo que se traduce en 25 al día. La mayoría tienen arreglo pero una media de 3,6 bicis mensuales quedan en estado irreparable por culpa de gamberradas, que normalmente consisten en romper el cuadro.

No solo reciben las bicicletas, también las estaciones del Bicing. Al mes se vandalizan el 9,5% de las 420 que hay en Barcelona, lo que se traduce en 40.

Desde B:SM explican que los actos vandálicos acostumbran a tener más impacto en el servicio cuando afectan a las estaciones, pues a veces, cuando causan daños importantes, comportan el cierre de estas «durante más de un día».

Señalan, por otro lado, que «el grueso» del vandalismo se centra en actos como pegar adhesivos y hacer pintadas, y que las roturas de elementos de las bicicletas como por ejemplo las luces, el timbre o el guardabarros son menos comunes. Los días más conflictivos, afirman, son los de los fines de semanas y los festivos.

«Desde Bicing lamentamos los actos vandálicos, algunos de ellos reiterados, que sufre el servicio. Estos repercuten en los usuarios, que son los que de manera injusta acarrean con las consecuencias», apuntan fuentes de B:SM.

A pesar de que los ataques al Bicing siguen ahí, destacan, sin embargo, que estos se van reduciendo. En 2012, señalan, afectaban al 21% de las bicicletas cada mes, ocho puntos porcentuales más que en 2015 (13%).

«Como sociedad, vamos cada vez más hacia el respeto y la gente va entendiendo que se trata de un servicio público de todo el mundo», afirman, y añaden que la disminución del vandalismo también se debe al trabajo de los inspectores del Bicing, que actúan de forma coordinada con la Guàrdia Urbana para conseguir que la reducción sea aún mayor.

Albert García, representante de la asociación de usuarios de la bicicleta Amics de la Bici, señala que «de vez en cuando» se encuentra bicis del Bicing «abandonadas» pero que «la cantidad de actos vandálicos, teniendo en cuenta los usos diarios que tiene el servicio –más de 40.000, según datos de B:SM–, entra dentro de la normalidad de una ciudad como Barcelona». «Cuando el Bicing se puso en marcha había muchos robos de bicicletas pero han bajado», afirma.

Apunta, sin embargo, que sí son comunes las pintadas en estos vehículos, para lo que recomienda cubrirlos con pintura antigrafiti, aunque es consciente de que eso podría tener «un coste muy elevado». Por otro lado, se queja de que el mantenimiento de las bicis es escaso. «Hasta que no las encuentran destrozadas no las llevan al taller», asegura.

Los datos de B:SM muestran que en Barcelona se reparan una media de 229 bicicletas del Bicing a diario.

Más multas por ir en bici drogado

Según datos del Ajuntament, las denuncias por conducir una bici con presencia de drogas en el organismo fueron 19 entre enero y abril de este año, casi cuatro veces más que en el mismo periodo de 2015.

La multas por pedalear bebido se redujeron de 257 a 127, un 50,6%.

Source: Coches

Share Button
Los actos vandálicos afectan al mes a 780 bicis del Bicing

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Obras y Reformas | alquiler zaragoza | Posicionamiento natural | trucos instagram | motores electricos | Periodoncista Madrid |
Scroll hacia arriba