Vie. Abr 12th, 2024

La pacificación del tráfico ha sido uno de los objetivos de la DGT y los ayuntamientos este año pasado y lograr una mejor convivencia entre VMP, bicicletas, motocicletas y vehículos más voluminosos a motor va a seguir siendo una prioridad sobre todo en ciudad, donde estos primeros usuarios son más vulnerables. Después de la reducción de la velocidad en las ciudades españolas, ahora han empezado a aparecer las primeras rotondas holandesas.

¿Qué son? Pues como su nombre bien indica son glorietas habituales en países como Holanda pero también Dinamarca, donde el uso de las bicicletas en las zonas urbanas es mucho más extendido que por ejemplo en España. La principal características de estas rotondas es la habilitación de un carril bici externo que da la prioridad de paso a este tipo de vehículos, entre los que también se incluirían los patinetes eléctricos.

¿Cómo hay que circular por ellas? El funcionamiento de estas rotondas es exactamente el mismo que en las normales: hay que entrar con precaución, señalizar la salida y respetar la prioridad de quien ya circula por el interior de la rotonda. La diferencia es que, en las rotondas holandesas, para entrar y para salir habrá que respetar también la prioridad de los ciclistas que circulen por su carril. Así, se evitarían los atropellos que tienden a sufrir estos usuarios cuando por alguna razón un vehículo gira o abandona una rotonda si darse cuenta de si hay o no una bicicleta.

Igualmente, en las rotondas holandesas hay dispuestos una serie de pasos de peatones señalizados de manera especial que dan prioridad a estos usuarios también sobre las bicicletas (que estarán obligadas a cederles el paso).

La polémica de las rotondas holandesas

En ciudades como Logroño y Bilbao ya hay construidas rotondas holandesas, con el objetivo de hacer más seguro el tráfico rodado, el peatonal y el ciclista como explican desde el Ayuntamiento de Logroño en sus redes sociales.

Sin embargo, la falta de información o el desconocimiento por parte de algunos conductores del uso de este tipo de rotondas puede llevar a malentendido o incluso acabar provocando graves accidentes de tráfico, justo lo que se quiere evitar. Las rotondas tienden a ser puntos conflictivos (acumulan en torno al 10% de la siniestralidad de los últimos años).

Así ha querido demostrar en Twitter un usuario el desconocimiento de muchos conductores al respecto de la prioridad en este tipo de rotondas holandesas en las que los ciclistas siempre tienen preferencia de paso. Como se puede observar en el vídeo, no todos los conductores conocen (o respetan) esta norma, poniendo en peligro a los ciclistas.


Source: Coches

Share Button

por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *