Vie. Abr 12th, 2024

El proceso de compa de un coche de segunda mano debe ser exhaustivo. Antes de firmar el contrato de compraventa, es necesario revisar que el vehículo se encuentra en el estado pactado, que está al día con la documentación y que no tiene ningún tipo de truco o trampa detrás que después pueda provocarnos problemas imprevistos.

Una herramienta muy útil para conocer más a fondo un coche de segunda mano antes de comprarlo es solicitar el informe del vehículo a la Dirección General de Tráfico. La DGT está obligada a llevar un registro de todos los vehículos que circulen por el país y que debe ser público para los interesados (es decir, el conductor) y para terceros con un interés legítimo (es decir, los posibles futuros compradores).

Las primeras informaciones que podremos obtener de este informe y que serán primordiales para conocer en qué estado estamos comprando el vehículo son las cargas que pesan sobre el coche usado. Carlos Fernández Benítez, abogado en Pyramid Consulting, explica qué tipo de cargas pueden afectar a un vehículo.

  • Embargo. La anotación de embargo se realiza a partir de un mandamiento judicial o administrativo como medida preventiva, para garantizar el futuro cobro de una deuda impagada mediante una posible subasta pública.
  • Precinto. Normalmente la anotación de precinto es consecuencia del mismo impago que ocasionó la anotación de embargo.
  • Denegatoria. Esta carga no figura en el apartado de cargas, pero su existencia impide la transferencia del vehículo. Lo recomendable en estos casos es pedir una ampliación de denegatoria a Tráfico para ver qué motivos hay detrás, ya que pueden ir desde algún tipo de sanción hasta haber sido intentado transferir por alguien que no era el legítimo propietario.
  • Reserva. Es una de las cargas más ambiguas. Puede significar que existe un renting o bien puede ser una anotación de concurso de acreedores, entre otras posibilidades como que la compra inicial del vehículo estuviera financiada y aún no se haya terminado de pagar. Mientras pese la reserva de dominio sobre el vehículo, la propiedad no podrá transferirse.
  • Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica. Es muy habitual ver anotada la carga IVTM y significa que existen deudas derivadas del pago del impuesto.

Otras informaciones relevantes

Además de las cargas, el informe del vehículo de Tráfico contiene más datos importantes. Por ejemplo, gracias a este documento se podrá averiguar si sobre el coche pesa algún tipo de baja. Si es baja temporal, no habrá ningún tipo de problema para devolver el coche a la circulación. Sin embargo, si la baja es de tipo definitivo, nos encontraremos frente a un problema ya que no es tan fácil volver a recuperarlo. El vehículo podría encontrarse, incluso, en un depósito municipal y estaríamos cayendo en algún tipo de engaño o estafa.

Otro dato importante son los caballos fiscales, ya que determinarán el precio que el nuevo propietario pagará de impuesto de circulación. Los caballos fiscales, que se pueden ver en la última hoja del informe de Tráfico, permiten conocer cuál será la cuantía que el contribuyente deberá pagar, aunque la cuantía total cambiará dependiendo de la localidad en la que se domicilie el vehículo.

Conocer toda esta información ayudará al comprador a negociar el precio y saber qué tipo de vehículo está adquiriendo. Con todos los datos en la mano, el proceso de compraventa se cerrará con mayor seguridad y se evitará incurrir en engaños o estafas.


Source: Coches

Share Button

por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *