Mié. Abr 24th, 2024

Las pruebas llevadas a cabo en las estaciones de las ITV evitan un total de 723 muertes al año en accidentes de tráfico, pero también por motivos de contaminación por emisiones. Así lo confirman los resultados del estudio ‘Contribución de la ITV a la Seguridad Vial y al Medio Ambiente’, presentados por el Instituto de Seguridad del Vehículo Automóvil Duque de Santomauro (ISVA) de la Universidad Carlos III de Madrid (UC3M) y encargado por la Asociación Española de Entidades Colaboradoras de la Administración en la Inspección Técnica de Vehículos (AECA-ITV).

De acuerdo con el informe, gracias a las inspecciones técnicas realizadas durante el año 2021 se han evitado al menos 15.641 siniestros viales, 13.110 heridos y 148 muertes. Si, además, los vehículos que no han pasado la inspección lo hubieran hecho, se habrían evitado otros 13.517 siniestros viales, 11.643 heridos y 146 muertes adicionales.

Desde el punto de vista medioambiental, las estaciones de ITV han evitado en este pasado 2021, por exposición a partículas (PM), 575 muertes prematuras por causas ligadas a las emisiones contaminantes de los vehículos. Si también se llegase a eliminar el absentismo de los turismos, podrían llegar a evitarse 207 muertes prematuras adicionales por exposición a partículas en solo un año.

Pero, más allá de ahorrar vidas, el estudio también muestra el ahorro económico en el que se traducen las consecuencias de los siniestros que se evitan gracias a las Inspecciones Técnicas. Los accidentes evitados a lo largo del año pasado han ahorrado al menos 395 millones de euros, mientras que si no hubiera habido absentismo de turismos a esta cifra se sumarían otros 370 millones. El impacto económico en términos de emisiones supone un ahorro de al menos otros 706 millones de euros.

Crece el absentismo

Por otro lado, el mismo estudio refleja que ha habido un innegable crecimiento del absentismo en las estaciones de ITV a lo largo del año pasado. Esto quiere decir que hay vehículos que circulan sin haber superado las pruebas técnicas y que lo hacen con la pegatina caducada. Los datos se reparten de la siguiente manera:

  • Turismos. El grado de absentismo el año pasado alcanzó el 26,48%, un incremento del 64,04% con respecto al 2017. Al menos 4.717.227 vehículos no acudieron a los centros de ITV.
  • Vehículos de transporte de mercancías ligeros. El absentismo en la ITV fue del 54% al no realizarse 3.242.570 de las inspecciones obligatorias. Esto representa un incremento del 82,12% con respecto al 2017.
  • Ciclomotores y motocicletas. Lideran los porcentajes con un absentismo del 65,10%, aunque el crecimiento es del 11,42%. Un millón y medio de ciclomotores y motos quedaron sin revisar.


Source: Coches

Share Button

por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *