Mié. Abr 24th, 2024

La Inspección Técnica del Vehículo es una prueba que todos los vehículos (coches, motos, eléctricos, híbridos…) tienen que afrontar cuando les toca dependiendo de su antigüedad o de si el conductor ha efectuado alguna modificación que exija ser revisada.

Sin embargo, las pruebas a las que se deben enfrentar los vehículos pueden cambiar dependiendo de su motorización, al igual que también lo hacen los precios. Así, existen diferencias entre los coches eléctricos y los de motor térmico, también con los híbridos.

Hay dos pruebas claves de la ITV que los coches eléctricos puros no tienen que afrontar, mientras que los híbridos sí que tienen que superarlas como cualquier otro coche de combustión. Al no disponer de un motor térmico, los coches eléctricos no tienen que pasar las pruebas ni de emisiones y gases ni las de ruido. Sin embargo, los coches híbridos deberán aprobar ambos test.

Ruidos y emisiones

Por ley, los vehículos a motor no pueden superar los 91 decibelios en conducción y la Unión Europea quiere restringir aún más el ruido de los motores, sobre todo en aquellos modelos deportivos. Por esta razón, este año se van a empezar a incluir en las estaciones de ITV nuevas pruebas a este respecto.

Por otro lado, la prueba de emisiones es ya un clásico en la ITV. Las emisiones se miden con el motor arrancado al ralentí y en el caso de los coches híbridos habrá que arrancar el motor de gasolina para que los técnicos puedan comprobar los las emisiones del mismo y detectar si hubiera algún tipo de fallo.

En lo que respecta al precio y según los datos que maneja AECA-ITV, el coste de medio de pasar la ITV para un coche eléctrico está entre los 20 y los 32 euros, más económico que en los motores de combustión. Los híbridos apenas presentan variaciones d precio ya que deben superar todas las pruebas pertinentes.


Source: Coches

Share Button

por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *