Mié. Abr 24th, 2024

Cuando se trata de coger el coche, la máxima recomendación es que no se consuma alcohol, aunque hay unos límites establecidos de 0,5 gr/l o, en caso de los noveles, de 0,3 gr/l.

Estos son los límites máximos permitidos de alcohol en sangre, que es lo que se mide cuando se hacen controles de alcoholemia en la carretera, los cuales se realizan a través de aire espirado.

El grado de alcoholemia en sangre depende mucho de la cantidad de alcohol puro ingerido, pero también de otros factores, como el volumen e bebida alcohólica ingerida, el peso o el sexo de la persona, como indican desde la DGT.

El grado de alcoholemia se calcula dividiendo los gramos de alcohol puro ingeridos por el peso (en kilos) del bebedor. Después, se multiplica por 0,7 en el caso de los hombres o por 0,6 en el caso de las mujeres, cuya tolerancia al alcohol es menor.

Calcular el grado de alcohol ingerido

En primer lugar, hay que saber que para calcular la cantidad de alcohol que se ha ingerido, hay que multiplicar la graduación de la bebida, que aparece siempre en la botella expresada en grados (º), por la cantidad ingerida, que se debe expresar en centímetros cúbicos o mililitros. Después, se multiplica por 0,8 (densidad del alcohol) y, por último, se divide por 100.

También es importante tener claro que «los efectos aparecen desde el primer momento, incluso con tasas inferiores a las permitidas para conducir», según la DGT. De hecho, el tiempo de reacción, los problemas de coordinación y la subestimación de la velocidad aparecen con tan solo una tasa de entre 0,3 y 0,5, la cual se alcanza con dos cañas o dos vinos.

Así, en la siguiente imagen se puede ver la relación entre la cantidad de alcohol ingerido (un vaso o dos vasos de 100 ml) en hombres (azul) y mujeres (marrón) con la tasa de alcohol que supondría, de manera general, en caso de realizar un control de alcoholemia.

Se puede ver, por ejemplo, que con dos vasos de vino, una mujer superaría la tasa de 0,5 permitida, mientras que un hombre se quedaría en 0,44, de forma general. En el caso de la cerveza, que tiene menos graduación, un vaso de 100 ml supone en hombres una tasa de 0,09 y en en las mujeres 0,1.


Source: Coches

Share Button

por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *