La Comisión Europea pide a España recuperar 140 millones de ayudas concedidas a Adif

EFE

  • Fueron otorgadas al Centro de Ensayos de Alta Tecnología Ferroviaria (CEATF) de Málaga.
  • «La ayuda concedida no corresponde a un auténtico objetivo de interés común», indicaron en un comunicado.
  • La investigación de la CE reveló que, «España pagó a Adif antes de que la Comisión adoptara su decisión» sobre la concesión de las ayudas, con lo que «infringió las normas de la Unión Europea».
  • Adif devolverá en las próximas semanas al Ministerio de Hacienda el importe adelantado por el Gobierno.

Alta velocidad

La Comisión Europea (CE) ordenó este lunes a España recuperar 140 millones de ayuda estatal concedida al administrador de infraestructuras ferroviarias ADIF para el centro de ensayos de alta velocidad en Málaga, al considerar que es «incompatible» con las normas comunitarias de competencia.

«La Comisión ha llegado a la conclusión de que la ayuda concedida por España a ADIF para la construcción de un centro de ensayos de alta velocidad en Andalucía no corresponde a un auténtico objetivo de interés común«, indicó la CE en un comunicado, en el que añadió que, «en particular, no contribuye a promover un desarrollo sostenible de la región».

En concreto, el montante que debe recuperar España asciende a 140 millones de euros, según fuentes comunitarias. El Ejecutivo comunitario indicó haber realizado una «investigación pormenorizada» de los planes españoles de financiación de todos los costes de inversión del proyecto, por importe de 358,6 millones de euros, para la construcción del Centro de Ensayos de Alta Tecnología Ferroviaria (CEATF), cerca de Málaga.

El CEATF es un circuito ferroviario en el que los trenes pueden circular a muy alta velocidad (hasta los 520 kilómetros por hora), con instalaciones adicionales para el ensayo, la homologación y la puesta a punto de material ferroviario y de elementos de infraestructura y superestructura, apuntó la CE. Según los planes notificados por España a la Comisión en septiembre de 2013, la financiación pública debía otorgarse a ADIF, que sería el propietario del CEATF.

La investigación de la CE reveló que, «de hecho, España ya pagó a ADIF, a partir de 2011, 140,7 millones de euros, antes de que la Comisión adoptara su decisión» sobre la concesión de las ayudas, con lo que «infringió las normas de la Unión Europea». Además, las pesquisas apuntaron a que el proyecto «no se ajusta a las normas de la UE sobre ayudas estatales», ya que «no responde a un auténtico objetivo de interés común». «No parece existir ningún interés en el mercado por desarrollar productos que funcionen a esas altas velocidades, ya que no serían comercialmente viables«, precisó.

La Comisión afirmó asimismo que «a falta de demanda de tales servicios específicos, el uso de las instalaciones del CEATF se limitaría, en la práctica, al ensayo de trenes y equipos hasta las velocidades comercialmente viables de 320 a 350 kilómetros por hora, para las que ya existen centros de ensayo en la UE». «Ya se realizan ensayos en redes ferroviarias comerciales. El CEATF no haría sino duplicar esas infraestructuras existentes», apostilló.

Por otra parte, la CE indicó que, a pesar de la financiación pública otorgada, «ningún inversor privado manifestó su interés por participar en la financiación», y recalcó además que de hecho «se esperaba que el CEATF generase pérdidas durante todo su período de funcionamiento».

Por otra parte, la Comisión consideró que el proyecto «no contribuye al objetivo de promover el desarrollo sostenible de Andalucía», y que «solo tendría escasos efectos a corto plazo mediante la creación de empleos temporales en el sector de la construcción durante la construcción de la infraestructura». En su opinión, el coste público «habría sido desproporcionadamente alto» y España «no consiguió demostrar» que las ventajas del proyecto compensaran los costes de construcción y las pérdidas de explotación. Así pues, «la financiación pública crearía un falseamiento de la competencia, al subvencionar a un nuevo participante en el mercado», concluyó, por lo que consideró que «la ayuda es incompatible con el mercado interior y ha ordenado a España recuperar de ADIF los fondos que ya le han sido abonados».

Adif devolverá el dinero

Adif devolverá en las próximas semanas al Ministerio de Hacienda el importe adelantado por el Gobierno español a través del Ministerio de Economía en el año 2011 para el desarrollo del anillo ferroviario de Antequera (Málaga). Dicha devolución fue acordada en enero de este año. Así lo han informado desde Adif a través de un comunicado, en el que señalan que el Ministerio de Economía anticipó a Adif alrededor de 130 millones de euros «como mecanismo para adelantar los fondos europeos para la construcción de un anillo de ensayo y experimentación de tecnología ferroviaria consistente en un circuito ferroviario de pruebas de 58 kilómetros».

El importe del proyecto en su conjunto se situaba en el torno de los 400 millones de euros. Han recordado que en julio de 2013, al objeto de testar la viabilidad real del proyecto Adif licitó un concurso para la construcción y explotación del proyecto vinculado a la cofinanciación público-privada. El contrato contaba con un presupuesto de ejecución de las obras de 386.244.057 euros (IVA incluido) que sería certificado mensualmente a la Sociedad de Propósito Específico (SPE) encargada de la construcción, de acuerdo con el desarrollo de las obras. Pero, han recordado, «dicho concurso quedó desierto, lo que puso de manifiesto su falta de viabilidad».

Esta circunstancia llevó a Adif a replantearse un proyecto que, «además de no tener garantizados los fondos comunitarios, carecía de interés para las empresas que se iban a beneficiar de su actividad y suponía un importante desembolso hasta alcanzar los cerca de 400 millones de euros mencionados», han precisado. «Por ello, se decidió no abordar este proyecto para no hacerlo más gravoso para las arcas públicas y para el contribuyente», han señalado, apuntando que Adif «ya ha contactado con el Ministerio de Hacienda para proceder a reintegrar a la Hacienda Pública el importe de la financiación adelantada en su momento».

El proyecto del anillo ferroviario, cuyo inicio se produjo en el año 2010, comenzando a realizarse las primeras inversiones al año siguiente, se paralizó en una fase muy incipiente del mismo. Han recordado que «ya en 2012 los nuevos rectores de Adif realizan una serie de estudios para comprobar su viabilidad, llegando a la conclusión de que no era viable y, además, no reunía los requisitos para ser financiado por los fondos comunitarios, como al final han resuelto las autoridades de Bruselas».

Source: Coches

Share Button
La Comisión Europea pide a España recuperar 140 millones de ayudas concedidas a Adif

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

refranes | Mejor dentista Madrid | poesias | construccion piscinas valencia | Posicionamiento web google | accesorios movil |
Scroll hacia arriba