Lun. May 20th, 2024

La DGT va a apostar por la instalación de decenas de radares de tramo durante este 2024, ya que estos dispositivos permiten controlar la velocidad en una zona de varios kilómetros y no en un punto exacto de la vía, como si lo hacen los móviles y los fijos.

Por ello, es muy curioso lo que se está produciendo en la autovía A-8, también conocida como la vía de alta capacidad del Cantábrico, donde se encuentran instalados los radares de tramo más largos de nuestro país, además, se quiere posicionar más cinemómetros de este tipo.

¿Qué radares de tramo tiene en la actualidad la A-8?

En primer lugar, nos encontramos con un dispositivo entre los kilómetros 505 y 506, entre Ribadeo y Figueras, en el límite entre Asturias y Galicia, de una longitud de 1,1 km. Después aparece otro cinemómetro de tramo entre los km 545,9 y 550,2, de 5,6 km de largo, entre las localidades lucenses de Mondoñedo y O Fiouco, en ambos sentidos y limitado a 100 km/h.

Asimismo, la autovía A-8 tiene en funcionamiento más de 10 radares fijos, a los que hay que sumar los móviles que posiciona la Guardia Civil. Por último, es destacable que durante este 2024 se van a instalar más dispositivos de tramo en la vía de alta capacidad del Cantábrico.

¿Qué nuevo radar de tramo se va a instalar en la A-8?

En este caso nos referimos al dispositivo que tendrá sus puntos de origen y final en la salida de Castro Urdiales y en el viaducto de Ontón para ambos sentidos de la circulación por esta zona conocida como Saltacaballo, en total el tramo controlado será de 6 kilómetros aproximadamente, convirtiéndose en uno de los más largos de nuestro país.

La velocidad para este tramo se va a establecer en 100 km/h y con este dispositivo se sustituye a un cinemómetro fijo que limitaba en un punto la velocidad a los 80 km/h. Por otra parte, la DGT prevé que el radar entré en funcionamiento antes de verano, coincidiendo con un mayor número de desplazamientos.

¿Cuál es el funcionamiento de un radar de tramo?

La DGT especifica que no son “radares” propiamente dicho. Por ello, los define como un sistema de cámaras que graban de forma continua, en el que se identifica la matrícula de cada vehículo a la entrada y a la salida del tramo. Un ordenador relaciona las matrículas iguales, comprueba los tiempos de paso y calcula la velocidad media del vehículo.

En caso de que la media de la velocidad se sitúe por debajo del límite, no habrá sanción, pero si la velocidad del trayecto es superior a lo establecido por las señales, se procederá a multar al vehículo infractor. Este tipo de dispositivos se instalan en vías de alta capacidad y carreteras convencionales y pueden llegar a contar con varios kilómetros de longitud.


Source: Coches

Share Button

por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *