Vie. Abr 12th, 2024

El mercado de los coches de ocasión ha salvado a más de un conductor ante los retrasos en las entregas de nuevos vehículos. Precios más bajos y disponibilidad casi inmediata son dos de las grandes ventajas de los coches de segunda mano, aunque comprar vehículos usados también tiene no solo sus desventajas, sino también sus peligros.

Y es que no es raro que, de vez en cuando, algún comprador despistado caiga en algún tipo de engaño o fraude o, simplemente, haga una malísima compra. La última red de fraudes en ventas de coches de segunda mano se desmanteló a inicios de este mes por la Guardia Civil con un total de 500 víctimas estafadas.

Para evitar caer en este tipo de engaños, el CEO de GoMotor Marc Oliva elabora para 20 Minutos una guía completa con todos los aspectos a los que hay que prestar atención cuando se está en búsqueda de un coche de ocasión, ya no solo para evitar caer en fraudes sino para asegurarse una buena compra.

Fiabilidad del vendedor

Lo más importante al comprar un vehículo de segunda mano, online o en persona, es la fiabilidad del vendedor. Cualquier empresa seria que se dedique a la venta de vehículos de ocasión debe poder probar su fiabilidad de cara al cliente con hechos. Hay diversos métodos para asegurarnos de las intenciones del propietario del coche:

  • Reseñas online. Es buena forma de ver lo que de verdad piensan los clientes de esa empresa o de un vendedor. Si hay muy pocas opiniones y son todas muy perfectos, desconfía. Si la mayoría son buenas, pero hay algunas reseñas negativas, hay que recelar de ellas pues hay gente que se dedica a escribirlas muchas veces sin razón.
  • Servicio de atención al cliente. Es bastante fácil distinguir cuando un comercial intenta venderte un coche porque ese es su trabajo y quiere hacerlo bien; que cuando alguien «te marea con emails mal escritos», no coge el teléfono y no ofrece garantías de nada.
  • Plataforma de pago. Las empresas serias usan métodos de pago serios y bancos de primera línea. Si alguien te pide que uses alguna plataforma que suene rara para pagar, cabe desconfiar.
  • Calidad de la web. Aunque es más subjetivo, hacer una página web seria no es tan fácil y por lo general las webs de estafadores suelen parecer más rudimentarias. Los datos de contacto y la historia de la empresa ayudan a entender con quién estamos tratando.
  • Venta de otros servicios. La mayoría de empresas intentarán venderte también una financiación, seguro, garantía… Si ni siquiera ofrecen estos servicios (todos los cuáles requieren documentación legal), probablemente debas desconfiar
  • El precio. Si el precio es demasiado bueno para ser cierto, probablemente es que no lo sea. Los chollos en este sector no existen – nadie vende por 5 algo que se vende por 10, nadie.
  • El estado del coche. Un vehículo de ocasión por definición no está nuevo y un vendedor serio no intentará esconder los defectos, sino que los mostrará con transparencia. La mejor opción es ver el coche en persona, pero si la compra es online, puedes pedir tantas fotos o vídeos como necesites o incluso realizar una videollamada con el comercial para estar seguro del estado del vehículo.
  • Informe de Tráfico y documentación. Puedes pedir el informe de tráfico del vehículo en cuestión y ver que toda la documentación está en regla. Si no te dan la matrícula ni el informe, desconfía.

Otros consejos

Asegurarse de la fiabilidad del vendedor es primordial para entender si detrás hay un fraude o un engaño. De todas formas, a la hora de comprar un coche de segunda mano, hay que atender a otros factores. La primera clave es siempre poder probar el coche, para comprobar si está en el estado declarado o esconde algún fallo.

Otro paso para asegurarse es consultar cómo se gestiona la garantía del vehículo y solicitar un periodo de prueba en caso de que el coche se compre totalmente online.

Finalmente, hay que indagar sobre el estado de la mecánica y cómo se ha tratado el coche: cambios de aceite, neumáticos… Las empresas de venta de coches de segunda mano se aseguran de que el vehículo pueda circular entre 10.000 y 20.000 kilómetros antes de necesitar alguna revisión.


Source: Coches

Share Button

por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *