Mié. Abr 24th, 2024

Los resultados de la última campaña de vigilancia para motoristas en carretera de la DGT, en la que se alertaba del papel de los usuarios de otros vehículos en la siniestralidad de los conductores sobre dos ruedas, ya han dado resultados y señalan, por otro lado, cuáles son las infracciones más cometidas por los motoristas en carretera o vías de alta capacidad.

Esta campaña, efectuada a través de los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, se llevó a cabo los días 7 y 8 de mayo en las carreteras especialmente frecuentadas por motoristas y se saldó con 963 denuncias formuladas sobre un total de 25.884 motocicletas controladas.

Los excesos de velocidad son la infracción más repetida, así como los problemas con la ITV (como llevar la pegatina caducada o llevar silenciadores o modificaciones no regladas), mientras que la tercera falta más repetida es adelantar de manera peligrosa o antirreglamentaria.

De los 20.102 controles que se realizaron en las carreteras nacionales, hubo 290 denuncias formuladas por exceso de velocidad, 88 por el uso de silenciadores, 84 por carecer de la ITV en vigor y 28 por adelantamientos antirreglamentarios. La mayoría de los controles se llevaron a cabo en carreteras convencionales, ya que en ellas se concentran más del 80% de los accidentes mortales con motoristas implicados y son las vías más peligrosas para ellos.

En el contexto de las autopistas y autovías, las infracciones cometidas por los motoristas siguen un patrón similar a las detectadas en carreteras convencionales. Hubo 22 denuncias por exceso de velocidad, 15 por no haber pasado la Inspección Técnica de Vehículos y 7 por adelantamientos antirreglamentarios. En este vídeo facilitado por la DGT se pueden apreciar un adelantamiento con línea continua, uno de estos comportamientos peligrosos.

Otras infracciones

Por otro lado, el uso de alcohol y drogas en el colectivo motorista también está presente. Del total de conductores controlados en esta campaña, 32 resultaron positivos en la prueba de alcoholemia y 3 en la de drogas, estos últimos en carreteras convencionales exclusivamente.

Además, la DGT ha querido resaltar la sorpresa al encontrar un total de 8 motoristas que no usaban el casco mientras conducían: la sanción por no llevarlo son 200 euros y la pérdida de cuatro puntos del carné, además de sufrir lesiones mortales en caso de accidente.


Source: Coches

Share Button

por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *