Mié. Abr 24th, 2024

El mercado no levanta cabeza de ninguna de la maneras, según los datos facilitados por la patronal y asociaciones de concesionarios Anfac, Faconauto y Ganvam. Durante el recién terminado mes de julio se han matriculado 73.378 turismos y todoterrenos, lo que supone una caída del 12,5% respecto al mismo mes del año anterior.

Esta bajada, la peor en este período desde 2012, se une a la que se ha ido acumulando a lo largo de 2022, que es un 11% inferior a los datos de los siete primeros meses de la campaña precedente, con un total de 481.135 unidades comercializadas.

A la escasez de semiconductores e incertidumbre económica se ha unido el fenómeno de la inflación, de modo que los consumidores parecen preferir no incurrir en el gasto que supone adquirir un coche o renovar el que tienen.

En julio, únicamente las ventas a empresas han logrado obtener un resultado positivo, con un crecimiento del 2,7% y 31.035 unidades vendidas. Por su parte, el canal de particulares vuelve a sufrir un retroceso del 12,1% (31.330 ventas), y el de los alquiladores, que es el que más está sufriendo la falta de semiconductores, mantiene la tendencia anual de fuerte caída, hasta acumular 11.013 unidades en el séptimo mes, un 38,9% menos que en el mismo del año anterior.

En lo que se refiere a los vehículos comerciales ligeros, los datos son también negativos, pues se han matriculado solo 11.279 unidades, lo que representa una reducción del 17,9% en comparación con 2021. El acumulado del año de este tipo de vehículos registra una bajada del 33,1%.


Source: Coches

Share Button

por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *