Mié. Abr 24th, 2024

Cerca del 60% de las familias españolas desconoce que el asiento trasero central es el lugar del vehículo más seguro para colocar la sillita infantil y una de cada tres -un 34,3%- ignora que el respaldo debe colocarse en una posición intermedia entre horizontal y vertical cuando el bebé viaja mirando hacia atrás.

Así se desprende de un informe realizado por la Fundación Mapfre, que defiende el uso de sistemas de retención infantil para todas las distancias y tiempos de recorrido.

Los expertos creen que saber colocar adecuadamente sillitas infantiles para bebés y niños, asientos cojines elevadores y cinturones de seguridad en el asiento de un vehículo es fundamental para los adultos que van a trasladar a menores.

Además, aconsejan utilizar este tipo de dispositivos independientemente de la distancia o el tiempo de desplazamiento con el fin de que vayan bien sujetos y viajen más seguros en caso de una frenada brusca o un siniestro vial.

No todas las familias tienen el conocimiento adecuado sobre seguridad infantil en el automóvil, un dato «preocupante», según la Fundación Mapfre, si se tiene en cuenta que colocar correctamente una sillita infantil puede llegar a evitar el 75% de las muertes y hasta un 90% de las lesiones graves.

Así, las familias ‘suspenden’ en aspectos que tienen que ver con el uso correcto del elevador con respaldo, la utilización del asiento alzador, cuándo se debe viajar en el asiento delantero y con qué antigüedad se debe cambiar el sistema de retención infantil.

Un 34,3% de las familias desconoce que cuando el bebé viaja mirando hacia atrás el respaldo debe colocarse en una posición intermedia, entre horizontal y vertical, para permitir al niño dormir con tranquilidad y evitar la temida asfixia postural.

Sistema Isofix

El recién nacido debe transportarse en portabebé de seguridad con el niño mirando hacia atrás o en un capazo homologado apto para utilizarlo en el coche. El sistema Isofix facilita la tarea de instalar el portabebés o sillita en el vehículo, al evitar errores en su instalación y aumentar la eficacia del sistema.

Los menores pueden viajar mirando hacia delante a partir de los 15 meses o 10 kilos de peso, pero la recomendación de los expertos de la Fundación Mapfre es esperar a que los menores cumplan los cuatro años para que viajen hacia delante.

Además, aconsejan que los ocupantes hasta los 12 años utilicen asiento elevador con respaldo y cinturón de seguridad correctamente ajustado, y que la parte superior de la cabeza del menor y del reposacabezas queden a la misma altura.

En España, todos los menores de edad cuya altura sea igual o inferior a 1,35 metros tienen que utilizar uno y deben viajar en los asientos traseros del vehículo, salvo que estén ocupadas todas las plazas traseras por menores, que el vehículo no disponga de plazas traseras o que no se puedan instalar un sistema de retención infantil en la parte trasera.

Una instalación incorrecta o la no utilización de los sistemas de retención infantil supone una infracción grave (esto es, multa de 200 euros) y la retirada de cuatro puntos del carné de conducir.


Source: Coches

Share Button

por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *