Mié. Abr 24th, 2024

Agentes de la Policía Nacional junto con la Policía Local de Alicante en dos operativos distintos han detenido a cuatro personas acusadas de los delitos de falsedad documental, delito contra la seguridad vial, simulación de delito y atentado a un agente de la autoridad, al tratar de atropellar, presuntamente, a uno de los agentes de Policía Local.

En el primero de los sucesos, los agentes de Policía Local de Alicante localizaron e interceptaron un vehículo de alta gama con matrícula francesa sobre el que se estaba investigando y que estaba realizando una maniobra antirreglamentaria.

Tras darle el alto, el conductor se identificó con un permiso de conducir francés que, tras una primera valoración por parte de los agentes, tenía visos de que pudiera ser falso al contener divergencias con los permisos expedidos por el país emisor del documento. Finalmente, el soporte del documento era genuino, pero los datos que constaban en el mismo estaban falsificados.

De hecho, este soporte había sido denunciado como robado en Francia en el año 2013, informando del mismo modo que el portador de este documento carecía de permiso de conducir alguno emitido por las autoridades francesas, por lo que este individuo fue detenido como presunto autor de un delito de falsedad documental.

Posteriormente, los agentes de Policía Local instruyeron el correspondiente atestado de imputación de otro delito al arrestado, en este caso, como el presunto autor de un delito contra la seguridad vial por carecer de permiso de conducir.

El arrestado, de nacionalidad marroquí y de 36 años, con antecedentes previos, fue puesto en libertad tras prestar declaración en dependencias policiales, quedando a la espera de comparecer en sede judicial.

Intento de atropello

Por otro lado, en un suceso diferente, agentes observaron otro vehículo que hacía maniobras extrañas y que se dirigía hacia ellos. Al ver acercarse el vehículo le dieron el alto desde cierta distancia, aminorando la velocidad el conductor inicialmente.

Sin embargo, de repente y a escasos metros de los agentes, el conductor aceleró de nuevo bruscamente pasando entre los dos policías, llegando incluso a golpear a uno de ellos en un brazo al no haber tenido tiempo suficiente para apartarse.

Se trataba de un vehículo de alquiler, al que finalmente no fue posible localizar en aquel momento. Esa misma noche, el vehículo fue localizado por Agentes de la Unidad Operativa del Servicio Nocturno (UOSN) de la Policía Local de Alicante, abierto y con las llaves puestas, por lo que fue trasladado al Depósito Municipal de Vehículos.

Al día siguiente, dos de los implicados, el arrendatario del vehículo y quien se identificó como conductor, se personaron en el depósito para recuperar el vehículo y alegaron que se lo habían robado el día anterior.

Aportaron una denuncia de sustracción en la misma tarde del intento de atropello a los agentes, en el municipio vecino de San Vicente del Raspeig. En ese momento los agentes observaron correspondencia física de uno de ellos con el conductor del vehículo del momento del intento de atropello.

Las gestiones de Policía Nacional y de Policía Local dieron finalmente con la plena identificación y localización de los presuntos autores de los hechos, siendo detenidas tres personas, tras haber sido reconocidos por los agentes después de haber localizado cámaras de grabación que recogían las imágenes de los ocupantes del vehículo.

Tres detenidos por conducción temeraria

Según parece, uno de ellos había alquilado el vehículo para que lo usasen los otros dos arrestados y, tras ocurrir el intento de atropello a los agentes, decidió denunciarlo como sustraído para intentar eludir la responsabilidad, por lo que fue detenido por cometer presuntamente un delito de simulación de delito.

En cuanto a los otros dos arrestados, uno de ellos fue acusado de conducción temeraria y atentado contra agentes de la autoridad, y el otro por un delito contra la seguridad del tráfico al conducir un vehículo a motor careciendo de permiso de conducir.

De los tres detenidos, el acusado del intento de atropello a los agentes, de nacionalidad marroquí, de 24 años y con antecedentes previos, fue puesto a disposición de los juzgados de instrucción de Alicante. Mientras que los otros dos, el que alquiló el vehículo, de nacionalidad española y 28 años, sin antecedentes previos y quien fue descubierto por conducir sin permiso, también de nacionalidad marroquí, de 24 años y con antecedentes previos, fueron puestos en libertad tras prestar declaración en dependencias policiales, a la espera de ser citados para comparecer en sede judicial.


Source: Coches

Share Button

por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *