Mar. Abr 23rd, 2024

A lo largo de este año y del que viene, las ciudades de más de 50.000 habitantes deberán implementar una zona de bajas emisiones en sus centros para limitar los niveles de contaminación y cumplir así con los dictados de la Unión Europea, aunque por el momento pocas se han pronunciado.

Valencia ya ha anunciado que parte de los 36 millones de euros provenientes de los fondos europeos Next Generation se usarán para diseñar una ZBE en varias zonas de la ciudad y avanzar hacia la descarbonización de la Comunitat Valenciana.

El concejal de Movilidad del consistorio de Valencia ya explicó el año pasado que de toda la partida presupuestaria, 10 millones se destinarán a la creación de esta ZBE en la que se medirá y monitorizará la contaminación atmosférica y acústica con el objetivo de «mejorar la calidad de nuestro aire y avanzar hacia una ciudad más saludable y sostenible».

Qué vehículos no podrán circular y por dónde

Las zonas en las que habría restricciones al tráfico serían la Área Norte 1 (margen izquierda del antiguo cauce del Turia, ronda norte y el litoral marítimo), Área Norte 2 (Politécnica), Área Centro (margen derecha del antiguo cauce del Turia, calle Colón, Guillém de Castro y Xàtiva), Área Sur 1 (margen derecha del antiguo cauce del Turia, avenida del Cid y V-30; Nazaret y Pinedo) y Área Sur 2 (zonas entre la Ronda Sur y la V-30).

Aunque por el momento no hay nada concreto, se prevé que los coches que no podrán entrar en estas zonas de tráfico limitado sean los más contaminantes, es decir, aquellos sin distintivo de la DGT al igual que sucede en otras capitales como Madrid o Barcelona. En este caso, se contempla la posibilidad de restringir la circulación también a las motocicletas más antiguas y, por tanto, también más contaminantes. Para controlar los accesos se ha propuesto redactar varias listas: una blanca, con los vehículos de acceso permitido, y una gris, con los de acceso restringido.

La información al respecto de este proyecto se recoge en el documento anexo al acuerdo de la Junta de Gobierno por el que se aprueba la licitación de un contrato para instalar las cámaras y demás equipos necesarios para poner en marcha la ZBE. El plazo de trabajo es de 24 meses y se espera que entre en funcionamiento antes de 2023.


Source: Coches

Share Button

por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *