Lun. Feb 26th, 2024

A partir del mes octubre y noviembre en España se van registrando las primeras caídas de las temperaturas. El frío azota con fuerza, incluso la nieve se puede ver en algunos puntos de nuestro país. El riesgo en la conducción, por tanto, aumenta, ya que las condiciones no son del todo favorable para los conductores. Las heladas, las lluvias abundantes… todo un reto que muchos coches deben pasar con la mayor seguridad posible, pero sobre todo con la prevención previa a arrancar nuestro vehículo.

Las revisiones, no solo antes de largos viajes, son primordiales a la hora de evitar que tengamos accidentes de tráfico. Por ello, vigilar las temperaturas que se producen fuera de casa y revisar el estado del vehículo es la primera opción que debes tomar antes de emprender tu ruta por muy corta que sea. Con la llegada del frío y las nevadas se cometen muchos errores al volante y mucho de ellos tiene motivo de sanción. Te contamos cuáles son los cuatro más habituales y que recoge el Reglamento General de Vehículos.

Evita la multa por conducir con abrigo

Es motivo de una sanción de 200 euros. Conducir con abrigo es la peor opción que puede tomar al coger el volante. Según el Reglamento General de Vehículos, los conductores deben tener «libertad en sus movimientos». Entrar al coche con un plumífero o la chaqueta te provoca totalmente lo contrario, haciendo que algunas reacciones al volante se vean reducidas o bruscas hasta el punto de no poder evitar el accidente.

Además, otro de los riesgos que conlleva conducir con abrigo se debe al uso del cinturón. Este no se adaptaría bien a nuestro cuerpo, por lo que en caso de un siniestro, nuestra seguridad se vería totalmente afectada.

Ten cuidado si conduces por la nieve sin cadenas

Hay ocasiones en las que el uso de cadenas no es obligatorio. Pero, según el Reglamento General de Vehículos, hay otras veces en las que no llevarlas podría conllevar una multa. En temporales fuertes de nieve, desde la Dirección General de Tráfico y otros órganos competentes pueden lanzar el aviso del uso obligatorio de estas. En este caso, la sanción también tendría un coste económico de 200 euros. Lo más recomendable es informarse antes por los canales oficiales o redes sociales.

Evita que el temporal haga invisible tu matrícula

Con respecto a la nieve, otro problema que puede ocasionar es que esta oculte tu matrícula. En temperaturas muy bajas, tu coche se puede ver también cubierto de hielo. A veces la prisa o poner el foco en otros puntos del vehículo, hace que olvidemos revisar la identificación de nuestro coche. La no visibilidad de esta es motivo de una sanción de 200 euros.

Despeja completamente las lunas del coche

En temporadas de frío, bajas temperaturas y heladas, los coches que «duermen» en la calle, a menudo, amanecen con todas las lunas cubiertas de hielo. Es una odisea total enfrentarse a esta situación a primera hora de la mañana y con prisas para llegar al trabajo. Existen varios trucos para eliminar esas placas de hielo y tendrás que tener mucho cuidado al hacerlo. No obstante, más allá de los errores físicos que podemos cometer, están las sanciones.

Conducir con las lunas del coche parcialmente limpias conlleva multa, de nuevo, de 200 euros. Planificar tu salida antes y tener a mano las mejores herramientas para quitar las placas podría evitarte problemas.


Source: Coches

Share Button

por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *