Mié. Abr 24th, 2024

Tras un muy largo período sin lanzar modelos nuevos, el Tonale que iniciará su andadura comercial en junio se ha convertido en el símbolo del cambio para la marca italiana. Y lo es porque con este SUV compacto y deportivo entra de lleno en la era de la electrificación, de momento con versiones de hibridación ligera, para en 2023 añadir la híbrida enchufable y en dos años contar ya con la cien por cien eléctrica.

Pero hablar de Alfa Romeo es también hablar de diseño, y el Tonale es totalmente reconocible por su elegancia y deportividad –así quieren los responsables de la marca que siga siendo–, mezclado con soluciones modernas distintivas como las ópticas LED. Por dentro, la sensación es igualmente gratificante, pero entraremos en detalle más adelante, cuando hablemos de las sensaciones que nos ha transmitido el nuevo crossover italiano en la presentación dinámica a la prensa.

Las mecánicas disponibles en el lanzamiento son de gasolina y con hibridación ligera, es decir, que tendrán etiqueta Eco de la DGT. La de acceso a la gama es de cuatro cilindros con 1,5 litros de cubicaje y 130 CV, y está asociada a un sistema eléctrico de 48 voltios que no solo asiste al motor térmico cuando se necesita potencia, sino que es capaz de mover el coche en determinados momentos, a diferencia de la mayoría de híbridos enchufables.

En el escalón superior hay una versión más enérgica del mismo bloque y tecnología, pero con un desarrollo específico basado en un turbocompresor de geometría variable que eleva la potencia hasta los 160 caballos. Con este motor, el Tonale presenta muy buenas credenciales, como una aceleración de 0 a 100 km/h en solo 8,8 segundos y algo más de 210 km/h de velocidad punta. Con las dos mecánicas, y como única opción, un cambio automático de doble embrague y siete velocidades y tracción delantera.

En cuanto a la estructura de la gama, las versiones de acceso son Super y Sprint, mientras que los motores de mayores prestaciones se vinculan con los acabados Ti y Veloce.

El precio de partida en España del Tonale Hybrid de 130 caballos (Super) es de 36.250 euros, pero Alfa Romeo ha preparado una edición especial de lanzamiento más equipada que arranca en 39.000 euros. Toda la gama tiene cinco años de garantía.

Al volante

Nosotros hemos probado la que de momento es la versión más potente del Tonale, la microhíbrida de 1,5 litros y 160 caballos, en acabado Veloce. Nada más acceder al interior, el ambiente atrapa por la calidad y ejecución de todos los detalles. Destaca el volante deportivo con el botón de arranque integrado –recurso habitual en los Alfa– y las largas levas del cambio de marcha para que estén siempre accesibles, los asientos y los revestimientos en piel Alcantara en el salpicadero y los asientos.

Ante los ojos del conductor está el cuadro digital de 12,3 pulgadas, con relojes de formas clásicas pero con varias opciones de configuración y mucha información disponible, incluido un gráfico para mostrar las fuerzas G generadas por el movimiento del coche.

En el centro del salpicadero se sitúa la pantalla táctil del sistema multimedia, de alta definición y de 10,25”, un enorme avance desde el punto de vista operativo por la velocidad de procesamiento, y práctico, ya que los menús son sencillos y bien organizados. El software, además, integra el asistente de voz Alexa de Amazon, una solución muy probada y que garantiza su buen funcionamiento.

Un aspecto muy destacable del Tonale es lo rápido que uno se adapta a la posición de conducción ideal, una sensación propia de coches premium y que predispone a disfrutar al volante.

En los primeros kilómetros, por un recorrido urbano y con tráfico, seleccionamos el modo Advance Efficiency, que hace actuar al motor eléctrico siempre que sea posible, en la práctica en maniobras de aparcamiento o en las pequeñas aceleraciones y paradas propias del tráfico denso, como fue el caso.

Con el tráfico algo más despejado, pasamos al modo Natural y ya percibimos una respuesta más inmediata del motor y del cambio, combinación que sube claramente de nivel con el perfil Dynamic. Con este modo, todo el potencial mecánico está a disposición del conductor, con unos desarrollos del cambio más largos para aprovechar el intenso empuje del motor y una dirección directa que coloca el coche con precisión donde queremos. Además hay disponibles dos ajustes de la suspensión, que se diferencian con claridad, partiendo de la mayor firmeza con la que se ha calibrado esta versión del Tonale.

El resultado dinámico es un comportamiento de alto rango deportivo, muy estable y con un extraordinario paso por curva lenta, un tacto que hace olvidar que se trata de un SUV de 4,5 metros, también gracias a la ausencia de incómodos balanceos de la carrocería. El cambio está a la altura por su rapidez de funcionamiento, no se perciben pérdidas de tracción y los frenos, que regeneran energía para alimentar el sistema eléctrico, son eficaces y de buen tacto.

Con este modelo, no nos queda duda, Alfa Romeo consolida su estatus deportivo dentro del Grupo Stellantis y se pone a la altura de la competencia premium con la que quiere competir.

A la última en tecnología

El último apunte tiene que ver con los recursos disponibles en el Tonale en cuanto a confort y tecnología, aspectos clave dentro de su categoría. Así, a la iluminación ambiental, el climatizador bizona, asientos delanteros calefactables, sistema de sonido Harman Kardon, carga inalámbrica para dispositivos móviles o el portón trasero eléctrico se unen sistemas de ayuda para la conducción autónoma de nivel 2 como el control de crucero inteligente adaptativo y el de guiado de carril.

Además, y como exclusiva mundial en un automóvil, el Alfa Romeo Tonale puede generar un certificado digital NFT (Token no Fungible) con todo el historial de uso y mantenimiento del vehículo para garantizar el valor residual del coche.


Source: Coches

Share Button

por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *