Mié. Abr 24th, 2024

La experiencia de Citroën en el segmento de los compactos con el C4 ha sido exitosa a lo largo de las casi dos décadas que tiene de historia, pero la renovación acometida en el último trimestre de 2020 era tan profunda que había que comprobar cómo calaba en el mercado español.

Los resultados no se hicieron esperar, y acabó 2021 liderando el segmento C en España con una gran acogida en todos los canales de venta. Su imagen y estilo, con características incluso de SUV; su amplia oferta mecánica, el equipamiento tecnológico y una buena relación entre calidad y precio ha provocado que una gran porción de público se decante por él, pero uno de los grandes hitos lo ha protagonizado la versión ë-C4, que hasta abril ha sido la más vendida entre los coches eléctricos, con 483 unidades comercializadas en nuestro país.

Además, el C4 es uno de los baluartes de la fábrica de Stellantis, propietaria de Citroën, en Villaverde (Madrid), no en vano se produce allí en exclusiva para todo el mundo después de una gran inversión y adaptación para tal fin. Ni siquiera la crisis de los microchips ha afectado seriamente a la producción, ya que se ha priorizado todo en favor de este modelo.

Actualmente se trabaja allí en dos turnos para fabricar varios modelos de Stellantis, y la capacidad de producción está entre 80.000 y 84.000 vehículos anuales, pero se podría casi doblar si hubiera una mayor demanda de automóviles, según nos ha contado Susana Remacha, directora del Centro de Stellantis en Madrid, en una charla con los medios. Además, las prioridades que rigen el proceso son la eficiencia y la calidad, el sello de garantía del “Made in Spain”.

“El nuevo Citroën C4 ha exigido transformar infraestructuras, tecnologías y métodos para fabricar una de las berlinas más innovadoras del mercado, siempre con el foco puesto en alcanzar unos estándares de calidad superlativos. Estos esfuerzos han valido la pena, y estamos especialmente satisfechos con los resultados de su versión eléctrica ë-C4, que expresa plenamente la capacidad de adaptación y el compromiso de todos los trabajadores de la planta”, ha dicho Remacha.

Por su parte, Nuno Marques, máximo responsable de Citroën en España y Portugal, considera que “el público, tanto en España como en el resto de Europa, está apostando por la visión innovadora de la berlina media totalmente inspirada en las necesidades de las personas que representa el C4”.

Actualmente, el Citroën C4 se vende con motores PureTech gasolina de 100 y 130 caballos, así como diésel BlueHDi de 110 y 130 CV y el eléctrico de 100 kW (136 CV), modelo que ofrece hasta 354 kilómetros de autonomía.

La estructura de gama comprende las líneas Live Pack, Feel, Feel Pack, C-Series y Shine, y el precio de partida está en 21.225 euros. Para hacer más fácil la adquisición y el aprovechamiento del C4, actualmente Citroën ofrece un renting “todo incluido” con cuotas de 240 euros mensuales (aportando de inicio 4.854,17 euros) en el caso de las versiones térmicas y de 245 euros en el del ë-C4 (contando con el plan Moves III y entregando una primera cuota de 5.114,86 euros).


Source: Coches

Share Button

por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *