Lun. May 20th, 2024

En los últimos años, la movilidad en las ciudades de España se encuentra en constante cambio, debido en parte al desarrollo y construcción de un buen número de carriles bici, por lo que resulta atractivo para la ciudadanía circular con bicicletas o patinetes eléctricos en las urbes.

Por tanto, debido a este auge, la Dirección General de Tráfico siempre recomienda usar el casco, aunque no siempre es obligatorio, cuando se transita en bici o en los vehículos de movilidad personal por la red viaria, ya que este elemento de seguridad te protege de lesiones graves en caso de sufrir un accidente.

¿Cuándo caduca un casco de bicicleta?

Es preciso indicar que los materiales de los que se componen estos elementos de seguridad tienen un tiempo de vida útil determinado, que normalmente es poliestireno expandido o EPS. Este material se desgasta debido a la incidencia de la radiación solar, la acumulación de suciedad, pequeños impactos y también por el sudor del ciclista.

Es por ello, que dependiendo del uso que se dé del casco, es recomendable cambiarlo entre los 3 y los 7 años. Por último, cabe destacar, que en caso de sufrir un fuerte impacto o golpe en este elemento de seguridad, será necesario reemplazarlo, ya que es posible que tenga daños irreparables.

¿Cuándo es obligatorio llevar casco con la bici?

El Reglamento General de Circulación especifica en su artículo 118 que “los conductores de bicicletas y, en su caso, los ocupantes estarán obligados a utilizar cascos de protección homologados o certificados según la legislación vigente, cuando circulen en vías interurbanas, salvo en rampas ascendentes prolongadas, o por razones médicas que se acreditarán conforme establece el artículo 119.3, o en condiciones extremas de calor”.

Además, para los niños menores de 16 años, se requiere el uso de este dispositivo de seguridad en cualquier situación, incluso si están en áreas urbanas, como lo establece de forma clara el Reglamento General de Conducción.

¿Cuál es la multa por no llevar casco en bici?

Si no llevamos el casco cuando la ley lo requiere, podríamos recibir una multa de hasta 200 euros de la Dirección General de Tráfico, aunque podríamos obtener un descuento de hasta el 50% por pagarla rápidamente.

Aunque en algunas situaciones, como en áreas urbanas, no sea obligatorio usar el casco al circular en bicicleta, es altamente recomendable hacerlo, ya que reduce significativamente el riesgo de lesiones en la cabeza en caso de caída.


Source: Coches

Share Button

por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *