Lun. Jun 17th, 2024

Las gran mayoría de multas de tráfico en España suelen ponerse a los conductores que han cometido algún tipo de infracción en las carreteras, como sobrepasar el límite de velocidad establecido, no tener la ITV o no llevar puesto el cinturón de seguridad, pero lo que muchos desconocen (u obvian) es que la Dirección General de Tráfico (DGT) también puede interponer sanciones a los peatones, y es que los viandantes también se convierten en infractores en numerosas ocasiones.

Los peatones creen que la DGT no puede ponerles una multa y que el organismo solo interpone sanciones económicas a quienes circulan con el coche, pero la realidad es distinta: son varias las situaciones en las que los viandantes pueden incurrir en una infracción; de hecho, muchos infringen las normas todos los días sin darse cuenta y podrían recibir una penalización si la autoridades los pillan.

La multa por cruzar en rojo un paso de cebra

Aunque muchos creen que no pasa nada por cruzar un paso de cebra mientras el semáforo está en rojo para los peatones, lo cierto es que se considera una infracción grave, y por lo tanto, acarrea una multa de 200 euros. La gran mayoría opta por arriesgarse y hacer caso omiso de las normas para los viandantes, pero se pueden enfrentar a una cuantiosa sanción económica.

Otra situación en la que un peatón podría recibir una multa es si cruza la calle por un lugar en el que no hay un paso de cebra. Ese caso se considera una infracción leve, por lo que la cuantía de la penalización a pagar es de 100 euros. Esa misma cantidad deberá abonar una persona que camine por la autovía sin el chaleco reflectante cuando las condiciones de visibilidad sean muy bajas.

La multa negarse a hacer un control de alcoholemia

Una de las peores infracciones que puede cometer un peatón es negarse a hacer un control de alcoholemia. Aunque estas pruebas se suelen realizar a los conductores para garantizar la Seguridad Vial, las autoridades también pueden requerir a los transeúntes que se sometan a ella, sobre todo si se han visto involucrados en algún accidente. Si se opone a realizar el test, puede enfrentarse a una multa de mil euros.

Por lo tanto, los peatones pueden ser multados si realizan alguna de estas tres infracciones. Eso sí, lo más habitual es que, si cruzas un paso de cebra en rojo o si lo haces por un lugar no apto para ello, las autoridades no sancionen, pero no por ello dejan de ser acciones peligrosas que pueden poner en riesgo la seguridad del resto de personas.


Source: Coches

Share Button

por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *