Vie. Abr 12th, 2024

Aston Martin, la marca por la que ha fichado Fernando Alonso de cara a la próxima temporada de Fórmula 1, ha elegido el Salón del Automóvil de Monterey, en California, para presentar en primicia su nuevo y espectacular DBR22. Este modelo sale de la división “Q” de la firma británica, que es la encargada de realizar proyectos específicos en series pequeñas y limitadas.

Y este es el caso, porque solo habrá unas decenas de unidades para todo el mundo de este precioso biplaza descapotable con reminiscencias de clásicos como los DBR1 y DBR3S, modelos que lograron grandes éxitos en competición en los años 50 del siglo pasado, concretamente en las 24 Horas de Le Mans.

Como aquellos, este nuevo DBR22 presume de mucho músculo en su diseño, con un trabajo aerodinámico adaptado a los tiempos para ofrecer no solo un estilo impactante, sino la máxima eficiencia.

A pesar de “beber” de los clásicos, el DBR22 es reconocible como un Aston Martin de hoy, sobre todo por la forma de la enorme toma de aire del frontal, que además incluye elementos realizados en fibra de carbono.

También impresiona la salida de aire del capó y el pequeño deflector transparente en lugar del tradicional parabrisas, y ello, junto a los faldones laterales, la delgada línea luminosa trasera por LED y las llantas de 21 pulgadas dan personalidad a un modelo que exhibe también un tono personalizado de pintura.

En cuanto al interior, la combinación de cuero de alta calidad y fibra de carbono ofrece un ambiente distintivo y deportivo, mientras que las pantallas digitales y los mandos capacitivos dejan claro que integra la alta tecnología de los coches de hoy.

La opción mecánica elegida para dinamizar a este modelo es un motor de doble turbo con 12 cilindros en V y 5,2 litros de cubicaje, el cual es capaz de alcanzar la friolera de 715 caballos con ¡753 Nm de par motor! para asegurar el máximo empuje en toda circunstancia. La transmisión, por su parte, es automática de ocho velocidades y tiene una calibración específica que garantiza la mejor respuesta.

Como se podía esperar, las prestaciones del DBR22 están en muy alto nivel, pues solo necesita 3,4 segundos para alcanzar los 100 km/h desde parado, mientras que la velocidad máxima se establece en 319 km/h.

Para asegurar la mejor respuesta dinámica y ligereza, se ha reforzado toda la estructura del chasis y por primera vez en la marca se han integrado elementos de aluminio fabricados mediante tecnología de impresión 3D en la parte trasera, y ello se une a un conjunto de amortiguadores adaptativos adecuados al tipo de conducción y a la carretera.


Source: Coches

Share Button

por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *