Mar. Jun 18th, 2024

Durante los últimos años en España, el precio del carburante ha aumentado de forma considerable y la visitas a las distintas estaciones de servicio de nuestro país, en gran parte, se retrasa todo lo posible debido al alto coste del mismo. No obstante, circular con poco combustible o con la luz de la reserva encendida es más grave de lo que podemos llegar a imaginar y podría afectar negativamente a nuestro ‘amigo de cuatro ruedas’.

Si nos encontramos ante el encendido del icono de la reserva de nuestro automóvil, tenemos que tener en cuenta que, en condiciones normales, el depósito del coche suele encontrarse entre el 10% o 15%, aproximadamente, de su capacidad.

Por ello, debemos acudir a la gasolinera más cercana para volver a repostar y eliminar el riesgo de que el vehículo quede parado en cualquier punto kilométrico de la calzada. Asimismo, agotar al máximo el carburante de nuestro depósito podría traer problemas de mecánica que, a continuación, explicaremos.

¿Qué problema podría ocurrir?

Daño en la bomba de combustible

La bomba de combustible, que es un dispositivo que se encarga de transportar el carburante desde el depósito hasta el sistema de inyección, necesita un flujo constante de combustible para no dañarse. Si el nivel del depósito es más bajo de lo recomendado, este comenzará a aspirar aire y obligará a la bomba a realizar un esfuerzo extra que generará un desgaste mayor, por lo que a largo plazo sufrirá una avería muy importante y costosa de solventar.

Por otro lado, la propia bomba contiene un filtro que retiene las impurezas del carburante. Estas, con el tiempo, se asientan en el fondo del depósito, por lo que una baja capacidad de combustible aumentará las opciones de obstruir el elemento filtrante y podrán causar un deterioro mayor en el vehículo.

2.- El peligro aumenta en los coches diésel

Este escenario aún puede ser más grave para los coches diésel. El gran problema existente es debido a una mayor densidad de este tipo de combustible. Asimismo, estos motores son más sensibles al agua por la forma de condensación en el interior del depósito del coche.

El consejo más recomendable sería no dejar el nivel de combustible por debajo del 20% de la capacidad total del vehículo, es decir, intentaremos que el icono de la reserva no se encienda. De esta forma, garantizaremos que la bomba funcione en buenas condiciones y, además, evitaremos que succione las impurezas que se afincan en el fondo del depósito.


Source: Coches

Share Button

por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *