Jue. May 30th, 2024

El segmento de los compactos sigue siendo uno de los más poblados y también uno de los más competitivos. En esta mesa se sientan modelos como el VW Golf, el Ford Focus, el Peugeot 308, el Seat León, el Renault Mégane y un largo etcétera que le da una dimensión muy especial en cuanto a ventas y ofertas para prácticamente todos los gustos.

Aquí es donde se mueve el Hyundai i30 que ahora acaba de recibir una puesta al día desde que en 2017 se presento la última generación. Disponible con los tres tipos de carrocería ya conocidos, Hatchback, Fastback y Wagon, el modelo coreano mantiene intactas sus dimensiones, pero mejora su estética con nuevos paragolpes y ópticas más una parrilla renovada, accesorios todos ellos que le permiten ofrecer una imagen más fresca. Igualmente hay una gama de llantas actualizada que va desde las 16 hasta 18 pulgadas.

Por dentro, y como no podía ser de otra forma, los cambios se aprecian enseguida con especial atención al tablero de instrumentos digital y a la pantalla multifunción que puede llegar a ser de 10,25 pulgadas.

Sobre la base de los propulsores ya conocidos, Hyundai ha llevado algunos cambios importantes en este sentido. En gasolina, la opción más asequible es el 1.0 T-GDI de 120 CV, solo con caja de cambios manual, para ofrecer a continuación dos versiones michrohíbridas de 48V, que lucen la etiqueta Eco de la Dirección General de Tráfico, bien en 120 CV o bien en 160 CV este último sobre la base del 1.5 T-GDI. En ambos casos se puede añadir un cambio automático de siete relaciones.

En diesel, la oferta comprende el 1.5 CRDI de 116 CV y el 1.6 CRDI de 136 CV de potencia que estrena la ya mencionada microhibridación de 48V. Como vemos, un amplio abanico para elegir la opción que más nos convenga.

Por lo que concierne a la gama de acabados, Hyundai ha establecido cinco niveles que corresponden a las denominaciones Essence, Klass, con pantalla central de 8 pulgadas, Tecno, que añade llantas de 17 pulgadas, tablero digital y pantalla multifunción de 10,25 pulgadas, N-Line y N Line X. En estos dos últimos se potencia tanto la imagen exterior como la interior mediante la incorporación, entre otros, de una parrilla frontal en negro, llantas de 18 pulgadas y una doble salida de escape, accesorios todos ellos que resultan muy deportivos y que, por vez primera, se pueden combinar también con la carrocería wagon.

En cuanto a sus precios, el Hyundai i30 (que ya se encuentra a la venta) presenta una horquilla que va desde los 22.170 euros hasta los 34.065 euros.

Ahora bien, en el inicio de su lanzamiento, la marca coreana incluye un ambicioso plan de descuentos con 3.400 euros para los motores de gasolina y 4.000 euros para los Diesel. Si financiamos nos encontraremos con 1.500 euros más de descuento y si ofrecemos un coche a cambio nos restarán idéntica cantidad.


Source: Coches

Share Button

por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *