Noticias del Motor

Híbridos eléctricos, enchufables o semihíbridos: ¿cuál es la diferencia?

20MINUTOS.ES

Híbridos eléctricos, enchufables o semihíbridos: ¿cuál es la diferencia?

Los coches propulsados por energías alternativas cada vez tienen un mayor protagonismo. 

La diferencia principal entre un coche eléctrico y un híbrido es que los segundos se caracterizan por tener una doble motorización. Es decir, combinan un motor eléctrico junto a otro de combustión interna.

Dentro del mercado de los vehículos híbridos hay que hacer una distinción entre los híbridos eléctricos, los enchufables y los semihíbridos.

Los coches híbridos enchufables también llamados PHEV (Plug-in Hybrid Electric Vehicle) están preparados para que se puedan cargar conectándolos a un enchufe. Una vez agotada la carga eléctrica pueden seguir circulando gracias al motor de gasolina o diesel.

A diferencia de los enchufables, los híbridos eléctricos o HEV (Hybrid Electric Vehicle) se autorecargan. El motor eléctrico es el encargado de cargar la batería ayudándose de la energía que se genera y del motor de combustión.

Por otro lado, los coches semihíbridos o Mild Hybrid (MHEV- Mild Hybrid Vehicle Electric) también utilizan tanto un motor de combustión como un motor eléctrico. La diferencia con los híbridos eléctricos y los enchufables es que los semihíbridos utilizan la energía generada al frenar y la usan para arrancar el motor de combustión durante el arranque y el inicio de la marcha. Es decir, el coche no se impulsa con un motor eléctrico, sino que asiste al motor y reduce así su trabajo.

Tanto la batería como el motor de los vehículos híbridos son más grande que las de los semihíbridos. Un híbrido alimenta el motor durante cortas distancias y se recarga utilizando el propio motor o mediante el frenado regenerativo. En cambio, un mild-hybrid no permite que el vehículo pueda circular en modo 100% eléctrico.

Otra de las diferencias es el precio ya que los semihíbridos son más económicos que los híbridos convencionales.

Entre las ventajas que supone tener uno de estos coches destaca que contaminan menos, cuentan con la etiqueta ECO de la DGT, disponen de ventajas fiscales en el impuesto de circulación y pueden acceder a las ciudades sin restricciones, aunque existan episodios de contaminación.


Source: Coches

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *